22 de agosto de 2017

Visita a la casa de Ana Frank en Amsterdam

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

"No pienso en la miseria 
sino en la belleza que aún permanece"

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Hoy los invito a visitar juntos la Anne Frank Huis, una visita de esas que considero imperdibles, uno de los lugares más emocionantes que he conocido. Se dice que esa casa es "un museo con una historia" Vaya si lo es. 
La casa de la joven judía Ana Frank, aquella que soñaba convertirse un día en escritora, es en realidad un sitio de peregrinación.
Una larga fila esperando entrar forma parte del paisaje cotidiano delante de la casa frente al canal, la que ella habitaba los último años de su vida en Amsterdam

La pequeña Ana, ella decía en su famoso diario: 
"Toda persona tiene dentro de él algo bueno. 
La noticia es que usted no sabe lo grande que puede ser. 
Cuando se puede amar, 
cuánto se puede lograr!"

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

La familia Frank era familia judía acomodada, venida desde Alemania, que vivía en la Amsterdam ocupada por los nazis. En julio de 1942 el padre, Otto Frank, asistido por un empleado, tomó la decisión de esconderse con su familia en el altillo del edificio de su empresa situada en la calle Prinsengracht número 263. Los que se esconderían eran el mismo Otto, su mujer Edith y sus hijas Ana y Margot. Algunos días más tarde se les unieron los miembros familia Van Pels, Hermann, Auguste y Peter Van Pels.
El edificio comprendía dos partes: una casa del lado de la calle y, por detrás, un anexo. Los habitantes clandestinos se alojaron en los pisos superiores al anexo.

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Fue así que dos familias se encerraron durante dos años de sus vidas en el desván de una casa, en un espacio tan pequeño que se desarrollaba en sólo dos pisos.
Casi nadie conocía el acceso a ese espacio singular que se convirtió en un hogar para esos seres humanos privados de su libertad. Había sólo una entrada a través de una puerta disimulada detrás de un palier y de una biblioteca giratoria. Desde el exterior, aún del lado del canal, la buhardilla no era visible en absoluto. 

 Ana decía en su diario: 
"Durante el día no podíamos abrir las cortinas ni siquiera un centímetro"

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Ana Frank, entonces una niña, comenzó a escribir sus impresiones y sus sentimientos en un diario que su padre le había regalado. Ana encontró de esa manera una suerte de voz, una especie de terapia para escapar a su encierro entre esas cuatro paredes, huyendo de la opresión de ese ambiente para una criatura como ella. Así su vida cotidiana se desarrollaba con una luz de esperanza.

"Cuando escribo me desprendo de todo, mi pena desaparece, mi valentía renace!"

Imaginemos los sentimientos de una dulce niña encerrada de este modo casi en las puertas de su adolescencia, su desesperación a la edad en la que todos pensamos que el futuro es una hoja sin escribir, un lugar donde todo puede ser posible. 

Ella nos decía en su diario: 
"Durante la jornada, nos obligamos constantemente a caminar en puntas de pie y a hablar en voz baja para que nadie nos escuchara desde el depósito"

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

En agosto de 1944, una denuncia anónima descubrió a las dos familias que fueron, así, arrestadas por los nazis. Jamás se supo quien o quienes los habían denunciado.
Las dos familias fueron enviadas a los campos de concentración y de exterminio. El único sobreviviente fue Otto Frank. Él decidió publicar el diario de Ana. La joven Ana muere de tifus en el campo de Bergen-Belsen en marzo de 1945. 

Ana escribió en su diario: 
"Andar en bicicleta, bailar, silbar, descubrir el mundo, sentirme joven, saber que soy libre, es eso a lo que aspiro!"

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

La casa se transformó en uno de los museos más visitados de Amsterdam.
Los dos primeros pisos son las oficinas y el depósito de la antigua empresa de Otto Frank. Estos espacios tienen exposiciones audiovisuales y los testimonios que recrean los años de encierro. El testimonio de Otto Frank es desgarrador.
Después se pueden visitar las habitaciones, el desván. Están completamente vacíos pero permanecen tal cual eran. El ambiente es opresivo, impresionante.
Subí lentamente la escalera, con plena conciencia de que allí vivieron tanto tiempo encerradas esas personas. Reconozco que es una experiencia difícil pero necesaria. Vale la pena, absolutamente.
La habitación de Ana muestra todavía algunas fotos pegadas en la pared. 

Se lee en el diario:
"Gracias a Papá, que llevó toda mi colección de postales y de fotos de estrellas de cine, es que pude recubrir el muro con un pincel y cola y hacer de la habitación una gigantesca imagen"

Casa de Ana Frank, Anne Frank Huis, Amsterdam, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

He aquí mi visita, una visita que hice todo el tiempo con lágrimas en los ojos, una visita que no olvidaré jamás. 

P.S. Las fotos en el interior estaban prohibidas.
Les sugiero organizar la vuestra en el Sitio oficial de la Casa de Ana Frank
Atención, si compran los billetes en el sitio por adelantado, no deben hacer la fila de espera.

Mis coordenadas:
Anne Frank Huis
La Casa de Ana Frank
Prinsengracht 263
Amsterdam
Países Bajos


Viaje 2014

Copyright©2017 “Elisa N Viajes, Fotografía y LifeStyle” by Elisa Nievas

20 de agosto de 2017

Teddy Baden en Shoreditch. Arte callejero en Londres


Teddy Baden, Shoreditch, Londres,  Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel, Street Art, Arte Callejero

Es fin de semana.
Hablemos de algo distinto.
Amo a los perros y me encanta el arte callejero. Sí, son cosas muy diferentes. Sin embargo, ambos pueden estar relacionados gracias a algunos artistas. 
Hace un tiempo descubrí a Teddy Baden, un artista apasionado por estos compañeros incomparables. 
A través de sus pinturas murales, él habla de esta amistad única entre el hombre y los animales, del respeto y de la ternura también. 
Un cierto día en Londres, estaba paseando en Shoreditch y me encontré con este muro, con este perro adorable y con esta frase:

"A Dog is for Life, not just for Christmas" 

No puedo estar más de acuerdo. 
Los cachorros no son un regalo para Navidad.
Son los amigos más queridos, más fieles.
Les dejo este pensamiento.
El arte callejero nos hace reflexionar.

Viaje 2014

Copyright©2017 “Elisa N Viajes, Fotografía y LifeStyle” by Elisa Nievas