31 de enero de 2009

Una lucha en el "Impenetrable" chaqueño


Recital de Juan Carlos Baglietto en el Teatro el Círculo, el 5 de diciembre de 2008. Era una función a beneficio de una O.N.G., “La Higuera”, para la cual trabajan jóvenes médicos rosarinos en el “Impenetrable” del Chaco Argentino, ayudando a las gentes que padecen el mal de chagas. Una mayoría del público, entre los que me encontraba, desconocía esta organización y esta lucha. El prestigioso actor Federico Luppi leyó para todos este emotivo poema de Eduardo Galeano, que hoy comparto con ustedes. Se llama …

Los Nadies...
Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres,
que algun mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva acántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.
Eduardo Galeano
Fin....
Elisa.-


30 de enero de 2009

Adonde fueres .... haz lo que vieres....



“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo” Oscar Wilde


En esta tarde de verano, como siempre, pienso en los viajes. 
¿Qué otra cosa más enriquecedora puede haber que viajar? ¿Acaso uno no se vuelve diferente después de cada viaje, por más corto que sea? 
Quizás sea una excelente manera de crecer y madurar… 
Viajar es sin dudas una de las mejores experiencias de la vida.


Recuerdo que mi madre nunca había salido del país. En su época, recorrer el mundo no era frecuente. Estaba reservado a sectores más acomodados. Sin embargo, junto con mi padre, pasaron por muchos hermosos lugares de Argentina. Habían viajado de norte a sur. En el todopoderoso auto Unión, al que mi padre amaba, se habían atrevido a “escalar” montañas cordobesas y mendocinas. Los escarpados caminos de cornisa no emocionaban precisamente a mamá, sobretodo esos “de mano única” en los que había que decidir: o se subía, o se bajaba.
Yo escuchaba las anécdotas de sus trayectos e imaginaba los valles, los precipicios, el cielo más claro del planeta, el aire puro.
Mamá tenía la particular costumbre de hablar hilvanando dichos populares. 
Recuerdo que repetía que “adonde fueres… haz lo que vieres…”.
Por caso, papá también abrevaba en su filosofía. En las rutas solía detenerse a comer donde lo hacían los camioneros. Decía que eran los mejores lugares: si estaba lleno de camiones, ahí se comía de lo mejor.


Tiempo después, cuando por fin me llegó el tiempo de viajar, comprendí mejor el significado del consejo de mamá.
Me acostumbré a observar a los lugareños. Seguir sus pasos era la llave para una estancia más agradable. Me ubico pronto en la realidad cotidiana. Presto atención a la manera de vestir de la gente, que es, obvio, la más cómoda. Sus modos me enseñan a cuidarme, a respetar las costumbres y a solicitar ayuda o consejo. Me dirijo a la gente con cortesía en el idioma local, si tengo la suerte de hablarlo. Lo máximo a lo que aspiro: mezclarme entre la gente como uno más de ellos.




Lo mío nunca fueron los tours del tipo "todo-armado-desde-Rosario"
Nunca quise oír hablar de "las-20-ciudades-en-20-días".
Me encanta caminar y usar el transporte público, y si es subterráneo, tanto mejor. 
Elijo preguntar a la gente, imitar. Desplegando los mapas junto con mi marido, experto en esos menesteres, descubrimos circuitos no turísticos mucho más interesantes. Y así llegamos a conocer verdaderamente los sitios donde vive su vida cotidiana la gente de cada lugar.
Hasta logré encontrar en Venecia …. veredas arboladas.



Y me encanta sentirme turista en mi propia ciudad
Ver mi lugar con ojos nuevos. 
Descubrir, apreciar, admirar... valorar al fin y al cabo.

Es por eso que les deseo a todos los que visitan mi blog, que tengan un buen viaje....


29 de enero de 2009

Top 6 en Venecia






Recomiendo visitar Venecia al menos una vez en la vida.
Y si es en Abril, en primavera, cuando el clima es magnífico, tanto mejor. Venecia está siempre colmada de gente, pero es lo que se espera de ella. 


Mágica, atrayente, única…. La manera ideal para conocerla es simplemente caminar y perderse entre sus calles angostas como pasadizos y sus pequeños puentes. 
Un breve resumen de mis lugares venecianos imperdibles: 
- Para comenzar, aconsejo hacer el tradicional paseo a lo largo del Gran Canal en el « vaporetto » hasta la Riva degli Schiavoni. Durante el recorrido es posible apreciar los viejos y elegantes edificios, los castillos que pertenecían a la nobleza, los museos emplazados sobre la costa, y los hermosos pequeños puentes que unen las callecitas por doquier. 
- Al descender en el último muelle, caminar hasta el Ponte della Paglia, desde donde se obtiene la mejor vista del célebre Ponte dei Sospiri. 
- Pasear por la maravillosa Piazza San Marco y visitar su Catedral, aún cuando sea necesario esperar algunos minutos en fila para entrar. Admirar el campanile y la torre del reloj de 24 horas. Conocer el Palazzo Ducale. Recorrer las galerías laterales colmadas de pequeños comercios. Ineludibles los que venden objetos de cristal de Murano. Y sentarse a tomar un café en el clásico Florian. 
- Luego marchar hasta encontrar la escalera en caracol del Contarini del Bovolo y el extraordinario Teatro La Fenice. 
- Parada obligatoria: la asombrosa vista del Gran Canal desde el Ponte Rialto. - Recomiendo cenar en el « sestiere » norte del Canareggio donde se encuentra el barrio judío. Sobre la Fondamenta della Misericordia se descubren restaurants tradicionales o « trattorias » donde se disfruta de platos típicos y frutos de mar.


Buen viaje…..


28 de enero de 2009

Sólo un día en Londres



Propongo un recorrido relámpago por Londres. Se puede hacer en un hermoso día de primavera de mayo, de esos que no abundan, sino que se cuentan como únicos. Pensemos en un viaje de dos horas Paris – Londres en el moderno Eurostar, bajo el Canal de la Mancha.
Tomar el Métro en la estación Chatelet. Combinar hacia la Gare du Nord. Hacer el pre-embarque y aduana. Tanto mejor llegar con tiempo por cualquier inconveniente que surja.
Se llega a Londres a la estación Saint Pancras. Tomar el tube y bajar en Picadilly, North Side, en la London Square Trocadero. Admirar las marquesinas.
Caminar hasta Saville Row, buscando el emblemático edificio en cuya terraza los Beatles tocaron su último recital en vivo.
Seguir hasta la Trafalgar Square, visitar la catedral de Saint Martin in the Fields y, por qué no, hacer una breve pasada por la Nacional Gallery.
Caminar hasta el Palacio Real de Buckingham. Pasar por la puerta al James Park. Es posible presenciar el cambio de la Guardia Real.
Continuar hasta la Westminster Abbey, el Big Ben y el Parliament House.
Cruzar el puente del Támesis. Apreciar la silueta del London Eye.
Caminar bordeando la marina, pasar por ante el MovieUm y seguir hasta el London Tate, donde es posible conocer las salas con entrada libre al público.
Explorar la feria de libros y llegar al Teatro Circular de Shakeaspeare.
Cruzar por el Millenium Bridge y llegar a la Saint Paul Cathedral.
Tomar el subte hacia la London Tower. Al salir del metro, explorar el reloj de sol antiguo que cuenta las horas y la historia de Londres, y descubrir enfrente Torre de Londres.
Seguir hacia la orilla del Támesis para admirar el Tower Bridge, y apenas algo más lejos el rascacielos “redondo” sede del gobierno local.
Tomar el subte hacia Coven Garden. Salir en Neal Street, y pasar por Neals Yard. Volver a admirar las marquesinas.
Antes de regresar a Paris, descansar sobre el césped de la Soho Square y tomar unas cervezas “ail” en Coach & Horses, en la esquina de Old Comptons y Greek Street.
Volver a Saint Pancras por la línea Picadilly, y tomar el Eurostar de vuelta a Paris.
Dormir todo el trayecto que nos lleva hacia la Ciudad Luz.
Prueben hacerlo....
Elisa.-

Mucho más de Londres en mi blog....


Y para aquéllos que les agrade… les recuerdo pasar por mi blog en francés “L´Origami, les voyages ….” en http://elisaorigami.blogspot.com/
Los espero….
Serendipity, los viajes y los lugares del mundo. Londres

27 de enero de 2009

Paseando por Roma



Armemos un recorrido por Roma de cuatro días inolvidables.
Uno de ellos nos va a llevar el
Vaticano, a recorrer los grandiosos Museos, la soberbia Capilla Sextina, a emocionarse dentro de la Basílica de San Pietro, bajar a las catacumbas y ascender con paciencia a la cúpula, admirando desde lo alto la Via della Conciliazione. Todo resulta imperdible.
Otro medio día conviene dedicarlo imaginar que recorremos la Villa Borghese, la maravilla de sus jardines, lo bello de sus salones.
Ambos días van dejando recuerdos imborrables.
Ahora bien, el resto de los días distribuirlos con la ayuda de alguno de los coloridos mapas de la ciudad.
Hay mucho para hacer…
Paseos por Palacio Farnese y el Campo dei Fiori. Conviene pasar de día y de noche, se apreciarán dos paisajes totalmente diferentes.
Recorrer la Piazza Navona, detenerse delante de sus fuentes, y asombrarse con las telas de los pintores. También recomiendo hacerlo de día y de noche.
Acercarse al Panteón, apreciar la increíble cúpula, las esculturas y los mausoleos de Rafaello y de Vittorio Emmanuele II.
Pasar por la Fontana di Trevi y contagiarse de la alegría de su ambiente casi mágico, de día y de noche.
Recorrer el Quirinale y su entorno en lo alto de una de las colinas. Subir y bajar la escalinata de la Piazza Spagna, mirar las obras de los artistas callejeros e impregnarse del perfume de las flores que la rodean.
Pasear por la elegante Via dei Condotti y darse el gusto de entrar a cada una de las casas de los célebres diseñadores.
Cruzar el Tevere y detenerse en el imponente Castel Sant’ Angelo.
Conocer la piazza delle Cinque Scuole, el antiguo Pórtico en honor de Octavia y el tradicional barrio judío.
Admirar el Teatro di Marcello, de arquitectura similar al más célebre Coliseo.
Subir hasta los edificios oficiales del Campidoglio y admirar el monumento de Vittorio Emmanuele II emplazado en el lugar que los romanos llaman “máquina de escribir”.
Visitar al menos uno de los museos capitolinos.
Rodear y entrar a la antigua Roma conociendo el “Colosseo”. No tomarse fotos con los modernos gladiadores.
Imaginar la vida de los romanos paseando por entre las ruinas del Foro y entrar por la Via dei Fori Imperiali. Detenerse a mirar los frescos que reflejan el avance del Imperio a través de los siglos.
Pasar por debajo de los arcos de Costantino y de Tito.
Caminar por la Via della Consolazione hasta el Circo de Massimo. Descubrir la iglesia de San Pietro In Vincoli y detenerse a admirar el extraordinario Moisés de Michelangelo.
Conocer la iglesia de San Pietro in Carcere y la Basílica de San Nicola in Carcere.
Pasar por delante del antiguo templo de Vesta.
Llegar frente a la “bocca de la Veritá” y animarse a meter la mano dentro de sus fauces amenazadoras.
Cruzar al Trastévere por el Ponte Fabrizio, llegar a la Isola Trasteverina, dejando de lado el Ponte Roto.
Pasear por la Via Vittorio Veneto, y llegar a la Piazza Barberini.
Conocer la Piazza di Monte Citorio, admirar sus fuentes y la imponente colonna.
Conocer la Piazza Colonna y su columnata de Marco Aurelio, frente a la Galleria Alberto Sordi.
Roma, bella, antigua, mágica, inolvidable, ineludible.


Me permito recordarles que el centro histórico de Roma fue declarado por la UNESCO como Patrimonio Histórico de la Humanidad.

Precisamente, Tripadvisor y la UNESCO sellaron recientemente un acuerdo de cooperación para ayudar a proteger ese maravilloso legado.

Para más información, sugiero visitar los sitios de Tripadvisor y de la UNESCO dedicados a este tema:

http://www.tripadvisor.es/WorldHeritageSites

http://whc.unesco.org/en/list/91



Sugiero seguir en mi blog, y visitar el Vaticano

Y para aquéllos que les agrade… les recuerdo pasar por mi blog en francés “L´Origami, les voyages ….” en http://elisaorigami.blogspot.com/

Los espero….

Serendipity, los viajes y los lugares del mundo. Roma

26 de enero de 2009

Dos días inolvidables en Madrid

En la Plaza del Sol

Estuve en Madrid un mes de mayo, pero por muy poco tiempo.

Es una ciudad maravillosa y me quedé con muchas ganas de volver.

Aquí les cuento los lugares por los que anduve por sólo dos días inolvidables.

Visité en parte la Madrid Antigua, la de los Borbones y el Centro. El barrio Moderno y Salamanca quedaron pendientes, como así también esas escapadas a las cercanías.
Me alojé frente al Paseo del Prado.
Caminé unas cuadras y llegué al inclinado Paseo de las Huertas yendo hacia el centro histórico madrileño.
Conocí la Plaza Santa Ana, rodeada de típicos bares de tapas, hermosa tanto de día como de noche.
Caminé por la Calle Mayor y llegué a la Plaza Mayor, tan imponente en su conjunto, sus arcos, las coloridas fachadas y las rejas de los balcones, tan vital y tan pero tan madrileña.
Dí un paseo por la Cava Baja, colmada de atractivos locales de comidas y bebidas, que invitaban a detenerse un rato para ver pasar las gentes.
Pasé por la Plaza del Humilladero y llegué a la Plaza de la Paja, con sus escalones anchos y separados, y los desniveles.
Aparecí ante la Puerta del Sol. Emocionada la conocí colmada de gente, tránsito, bullicio. A lo lejos, el antiguo cartel luminoso de Tío Pepe me confirmaba que estaba en el centro mismo de Madrid.
Caminé por la calle Preciados, que arranca nomás con El Corte Inglés, y sigue con locales de muchas de las más prestigiosas marcas europeas de indumentaria.
Me sorprendió la hermosa y elegante Gran Vía. Me recordó mucho a Buenos Aires, llena de gente paseando y esos agentes de tránsito que tocan permanentemente su silbato contribuyendo considerablemente a aumentar el bullicio.
Por fin llegué a la Calle de Alcalá, a la hermosísima Plaza de Cibeles, con su fuente y rotonda, el imponente edificio del Palacio de Comunicaciones y la magnífica Puerta de Alcalá.
Visité el Palacio Real de los Borbones, caminé por la Plaza de Oriente y entré a la bellísima Catedral de la Almudena.
Anduve caminando bajo la llovizna por la Plaza de España pero pude ver las adorables las estatuas del Quijote, Sancho Panza, y de don Miguel de Cervantes Saavedra.
Entré en una breve visita al inmenso Museo de la Reina Sofía y me paré conmovida frente al fabuloso Guernica que abarcaba una de las salas destinadas a Picasso. También pude admirar algunas obras de Salvador Dalí.
Volví por la calle de Atocha y en la estación de trenes conocí sus increíbles jardines de invierno.
Ya al final, caminando por el Paseo del Prado, descubrí el impactante muro vegetal de 24 m de altura de la Caixa Forum, el moderno centro social y cultural. El increíble muro es un trabajo del botánico francés Patrick Blanc, no tiene tierra pero sí 15 plantas de 250 especies diferentes cuya mezcla de colores es en sí mismo una obra de arte.
Espero impaciente volver pronto a Madrid.


25 de enero de 2009

New York, un escenario para "Sex and The City"






Muchos todavía recordamos el paso de la exitosa serie "Sex & The City", que de un modo particular revolucionó la visión que se tenía sobre la vida de las mujeres de treinta y todavía solteras.
La magnífica ciudad de New York fue el escenario y la quinta protagonista.
Les presento un tour por algunos de los lugares de la Gran Manzana en los que vivieron sus agitadas vidas Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte:

-El departamento de Carrie. Según he leído en revistas y blogs, es uno de los secretos mejor guardados de la serie. Los famosos escalones que Carrie subió saltando junto a sus amantes y amigos pertenecen a un edificio ubicado a la vuelta de la Magnolia Bakery, en el West Willage. Se sabe que la dirección exacta es el N° 66 de Perry Street.

-El Paris Movie Theatre. Frente al Plaza Hotel (Calle 58 entre Av. 5 y 6), está esta pequeña sala de cine que Carrie escogió para comenzar con su cita permanente con su único amante verdadero: su amada New York City. Convencida de que no es necesario tener pareja para ser feliz y disfrutar de la vida, Carrie decide empezar por ir al cine sola.

-El Oak Bar. Sobre la Calle 59, frente al Central Park , frecuentado por la glamorosa y bella Samantha, donde conoció a un ejecutivo, amigo del millonario Donald Trump. La relación termina ni bien Samantha descubre que el hombre de 72 años resulta un amante demasiado mayor para una mujer como ella

-Tiffany. Sobre la exquisita Quinta Avenida. Ahí se encuentra esta joyería de ensueño. Trey Macdougal, el esposo de Charlotte, compra la alianza luego de que ella le propusiera matrimonio y él respondiera con su particular flema inglesa: "Alrighty".

-Jimmy Choo. También sobre la Quinta Avenida encontramos el famoso local de zapatos (N°645 Fith Avenue) y donde sólo es permitido entrar a un máximo y exclusivo grupo de seis personas por vez. Era célebre la pasión de Carrie por los zapatos, por éstos en particular y por los de Manolo Blahnik.

-La Iglesia de la Transfiguración. Conocida por los neoyorkinos como "The Little Church around the Corner". En esta iglesia Samantha conoció a un joven sacerdote muy sexy, y por el que la seductora protagonista decidió a dedicarse a la caridad.

-Equinox Gym. En una de las sedes, situada en el N° 897 de Broadway St., Samantha entrena para mantener su envidiable silueta. Es uno de los gimnasios más caros de la ciudad y cuenta con una clientela muy exclusiva.

-ABC Home. En la 19 y Broadway se encuentra el local de esta distinguida mueblería y casa de decoración, conocida por las decenas de candelabros en entrada y vidrieras. Fue escenario de un incómodo momento para Charlotte, ya que su suegra "Bunny" y su extraño marido Trey intentaban elegir una cama para la pareja.

-Pastis. Escenario muchas veces visitado por las protagonistas (Litlte West y 12th St). Bistrot francés, con una barra enorme. Memorable en ese lugar la pregunta de Carrie “Pastis for lunch?”, invitando a su amante ruso Aleksandre Petrovsky, mientras trataba de entender las extrañas instalaciones luminosas que el artista presentaba en un museo de la ciudad. Otras dos recordadas escenas son la cena con los amigos franceses del ruso y un brunch con el nuevo amigo gay de Carrie, Oliver.

-Magnolia Bakery. La pequeña panadería donde se venden los 'cupcakes' más famosos de New York, ubicada en el West Willage (401 Bleecker & 11 th St). La gente espera y hace colas para comprarlos, llueva o truene. Cabe aclarar que Carrie no debia esperar tanto tiempo para comprarlos.

-La galería de Charlotte. La galería de Arte en la que durante años trabajó Charlotte: la Louis K. Miesel Gallery (141 Prince).
Allí conoció a muchos de sus amantes y en la cuarta temporada, renuncia a su empleo para dedicarse a su hogar y a la tan ansiada maternidad.

-Dolce & Gabanna. Es en este lujoso local del N° 434 de West Broadway donde Carrie se encuentra con una vieja amiga italiana, quien la invita a una cena con amigos. Carrie termina pasando una noche con un empresario francés, que le deja dinero en un sobre, porque la confunde con una 'prostituta'. Carrie no tiene más remedio que tomar el dinero, probar el delicioso desayuno del hotel y dirigirse al shopping más cercano como consuelo...

-Niel's Speakeasy. Bar ubicado en Little Italy y lugar en el que Aidan y Steven lanzan su propio bar, a cuya inauguración Carrie llega desesperada, buscando reconciliarse con el bueno de Aidan y lo único que se lleva es un trozo de la torta de la celebración.

-Joe's Pub, ubicado en el Public Theater. En este bar, Carrie y Mr. Big, en esos momentos sólo amigos, fueron a tomar unos tragos y a escuchar a Ray, un atractivo músico de jazz que atrae a Carrie. Ahí empiezan una relación que finalmente cansa a la protagonista, quien no soporta más a este personaje hiper kinético.

-Coffeshop. Un local simple y nada llamativo, ubicado en la Union Square. Ahí recordamos esa noche en que las chicas se preguntaban dónde estaban todos los hombres de New York y tras abrir la puerta los encuentran en cantidades, disfrutando de la 'Sports Night'.

-Barnes & Nobles. A pocos metros del Coffeshop se encuentra una de las sucursales de esta famosa cadena de librerías. Ahí llegaron Carrie, Miranda, Samantha y Charlotte para buscar ideas para la portada del libro de Carrie. Miranda aprovecha la visita para comprar un libro con consejos para adelgazar y Charlotte busca en la sección de autoayuda una respuesta a su crisis de pareja.

-Sushi Samba. Hay dos locales de Sushi Samba en New York, uno en el West Village y el otro en Midtown. En el primero (Calle 87 y 7th Avenue) fue donde Samantha se vengó de la infidelidad de Richard vaciándole una copa en la cara mientras le decía su famosa frase: 'Dirty Martini, dirty b…….rd"

-Distrito financiero y Wall Street. Fue el primer destino de Carrie al inicio de la sexta temporada ('Market to Market'). Corriendo como de costumbre y sin encontrar un taxi que la acercara, la protagonista llegó a Wall Street justo a tiempo para abrir la jornada en la bolsa neoyorquina y hacer sonar la campana entre sonrisas.

-La fabulosa fuente de 'Columbus Circle', y la inolvidable escena donde Carrie y Aidan rompieron por segunda vez y para siempre. El bueno de Aidan quería casarse esa misma noche y ella, vestida de blanco, rechaza la propuesta. Es una escena inolvidable de la serie.

-Gray's Papaya. Local de ventas de los más ricos "hot dogs" de la ciudad, y donde Carrie se deleitó con un sabroso hot dog junto con una simpática taxista que la invitó a celebrar al enterarse del lanzamiento de su libro.

-El Central Park y la Boat House, a orillas del lago. Maravilloso pulmón de New York, otro protagonista de la serie. Recordamos la escena de la caída al lago de Carrie y su amado Mr Big, cuando ella intentaba evitar que él la besara. También vimos tantas veces a las chicas pasear en medio de interminables charlas y a Charlotte hacer footing y disfutar con su perrita Elizabeth Taylor. Hacia el final de la serie, Carrie y Aleksander pasean en mateo, aún contra viento y marea, léase oposición de amigas

-McDonald´s. En el distrito financiero de Wall Street se encuentra este local de la cadena, famoso por su piano blanco. Ahí Carrie y Aleksandr cenan y después, bailan. Carrie se había desmayado a causa de las exageradas muestras de romanticismo de Alexander, a las que una chica soltera neoyorquina no está acostumbrada.

-El New York Times (la 41 y 8° Avenue). “El” diario neoyorkino, muy presente en la serie. Carrie espera la critica del N.Y.T. luego de la presentación de su libro. Charlotte y Harry posan enamorados para el fotógrafo del diario en el Central Park por el anuncio de su boda Y Mr. Big y Samantha lo leen todos los días.

- El Times Square. En la Broadway Av. y la 7°. En el primer episodio de la quinta temporada ("Anchors away") se muestra la más famosa esquina de la ciudad, iluminada para la fiesta de la semana de la marina, repleta de jóvenes marinos. 


Para leer toda la información sobre la serie, sus capítulos y personajes, sugiero ir al sitio de HBO Sex and the City.





24 de enero de 2009

Vivir en Rosario, Argentina

De Rosario, Argentina

Origami & Serendipity Rosario3


Vista del M.A.C.R.O.

Para comenzar mi blog, elijo contarles mi ciudad, Rosario.

Lo que sigue es un resumen de lo que puede encontrar por azar un viajero afortunado que pase por mi lugar.

Rosario es una ciudad activa y cosmopolita. Desde hace años vive de frente a su río, el maravilloso Paraná, disfrutándolo, admirándolo. Y se amplían cada vez más las ventanas a ese río. 


La vida es tranquila a pesar de ser ésta una gran ciudad. Calles arboladas, amplias avenidas, parques y boulevares hacen el placer de los rosarinos. En los últimos años elegantes edificios forman parte del paisaje urbano. La actividad cultural acompaña lo cotidiano.



Hay lugares ineludibles, tales como el parque Nacional a la Bandera con el imponente monumento frente al río, un ícono inaugurado en 1957, el extenso parque De la Independencia poblado de las más variadas especies, el Parque Urquiza y su Observatorio Astronómico, el boulevard Oroño y sus elegantes palmeras enfrentadas.



De Rosario, Argentina

Recomiendo reservar una noche para visitar el magnífico Teatro El Círculo, sede de las piezas teatrales y conciertos más importantes de la ciudad y del país. El mismo fue anfitrión del Congreso Internacional de la Lengua Española, allá por el mes de noviembre del 2004. Inolvidable la participación del escritor rosarino, Roberto "el Negro" Fontanarrosa.

Los museos imprescindibles son el de Bellas Artes Juan B. Castagnino, en el Parque de la Independencia, el Museo de Arte Decorativo "Firma y Odilio Estévez” frente a la plaza 25 de Mayo, a metros de la Intendencia Municipal, de la Catedral y a dos cuadras del Monumento a la Bandera, y el Macro (Museo de Arte Contemporáneo) sobre boulevard Oroño y el río Paraná.



De Rosario, Argentina
El imponente Paraná tiene una existencia que le es propia: es posible recorrer por kilómetros su costa, caminando, o en bicicleta o rollers. El clásico catamarán Ciudad de Rosario ofrece un recorrido a todo lo largo de la costa apreciando a ambos lados la ciudad y las islas. Los clubes de la ribera albergan veleros cuyos dueños sacan permanente a desafiar la corriente y el viento. 


Muchos disfrutan del camping y de las cabañas cruzando a la zona de islas. Las playas y paradores de la Costa Norte (La Florida) son “el lugar” para el verano de los rosarinos. Y el atardecer se completa con un paseo por el bello Paseo del Caminante en Costa Alta, frente al Puente que une Rosario con Victoria, provincia de Entre Ríos.

En cuanto a mercados, paseos y ferias artesanales, considero imperdibles el mercado retro “La Huella” y sus antigüedades, en el corazón del antiguo barrio de Pichincha, la feria de artesanías “Del Boulevard” y el mercado de pulgas “Del Bajo”, éste frente al río.

Si de centros comerciales se trata, tenemos instalados dos importantes shopping centers, el más tradicional, el "Portal Rosario" sobre el Parque Alem, en la zona norte y a metros de río, y el otro de impronta local, construido sobre los depósitos reciclados de ferrocarriles, el "Alto Rosario" ubicado a pocas cuadras del Paraná. Éste cuenta con un centro de convenciones y de eventos, salas de cine y el encantador Museo de los Niños. También en la zona céntrica de la ciudad, sobre las peatonales, es posible acceder a marcas locales, nacionales e internacionales.

La gastronomía nacional e internacional tienen un sitio de privilegio en Rosario. La ciudad cuenta con bares temáticos y numerosos restaurants especializados en carnes, pescados - la vedette por esta zona - y en variada cocina internacional, italiana, francesa, española y oriental. En la bulliciosa Avenida Pellegrini se emplazan dos clásicos: las parrillas y las heladerías artesanales..

Vista aérea desde el M.A.C.R.O.

Boulevard Nicasio Oroño

Los niños también tienen su espacio. Desde hace tiempo se erradicó el zoológico y se instaló la “Granja de la infancia” en la que los más pequeños entran en contacto con las actividades y especies de una auténtica granja. Dentro del parque de la Independencia pueden disfrutar del “Jardín de los Niños”, parque de juegos completamente dedicados a que vuele la imaginación. Por último, ubicada en la antigua Estación Central de trenes se encuentra la “Isla de los Inventos” donde los juegos más creativos son coordinados por docentes.

Una vez más frente a las barrancas del Paraná encontramos el hermoso anfiteatro "Humberto De Nito", emplazado al aire libre, sede de múltiples conciertos en verano, y algo más al norte, el Centro Cultural del Parque de España, con sus salas de exposiciones, un amplio anfiteatro cerrado, sede de conferencias y conciertos.

De Rosario, Argentina

Rosario es la segunda ciudad en importancia de Argentina. Y se nota.

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails