4 de marzo de 2009

Paseo por Fort Lauderdale, la Venecia Americana

Fort Lauderdale, Florida, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Fort Lauderdale, Florida, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Después de diez años, Miami estaba muy cambiado. Tanto como yo….
Es una ciudad hermosa, vibrante, colorida.


No se parece a ningún otro lugar que conozca.


Tiene esa extraña mezcla entre lo sencillo y lo suntuoso, con una clara influencia hispana. Hasta en el hablar de su gente en inglés se filtran palabras conocidas.
Y sobre su bella arquitectura …. Debo decir que merece un capítulo aparte.

Curioso que muchos se refieran a Miami Beach sólamente como a una meca del consumo….

Y, ubicada 25km al norte de Miami, no se puede dejar de visitar Fort Lauderdale, otra ciudad increíblemente bella. En una media hora, por la autopista nacional I95N, se llega a la que se conoce como “Venecia Americana”.
Desde su céntrica “Riverwalk”, es posible caminar una milla en ambos sentidos de la orilla y pasar por el “Museum of Art”, el “Museum of Discovery and Science”, uno de los mejores museos interactivos en Florida, y por el distrito de compras, gastronomía y recreación de “Las Olas Riverfront”.


Aconsejo hacer el tradicional “The Venice of America Tour”, en un pequeño crucero. Al comenzar el paseo, se hace evidente por qué a esta ciudad se la compara con Venecia. Es magnífica, cuenta con más agua que tierra firme, y es sin dudas un destino de lujo. Cuando se pasea por Venecia se conocen los elegantes castillos burgueses y, en este suburbio, las modernas mansiones de millonarios americanos, muchos de ellos, célebres.


El agua es la forma de hacer las cosas en Fort Lauderdale a través de su extenso sistema de canales y vías navegables, con una gran oferta de tours de pesca, excursiones y observación de la naturaleza. Y en Navidad recomiendan participar del “Winterfest”, uno de los más atractivos desfiles de embarcaciones iluminadas del estado.
Se recorren los canales en el pequeño crucero y durante todo el trayecto el capitán hace las veces de guía, relatando con simpatía, en inglés, todo lo que se ve. Apenas parte se señala la “Stranahan House”, sitio histórico, ubicado sobre la orilla, por ser considerada la casa más antigua de la ciudad. Ahí se informa sobre los comienzos de Fort Lauderdale como paraje de mercaderes indígenas de fines del siglo ´20. Al seguir asoman las lujosas villas, sus cuidados jardines y decks, los elegantes hoteles (el Hyatt, el Marriott, el Radisson Bahía), los enormes yachts, y, pasando el puente levadizo, aparece Port Everglades, el segundo puerto de cruceros más grande del mundo. Fort Lauderdale es considerada la “Yatching Capital of the World”. Desde el puerto zarpan más cruceros “cinco estrellas” que de ningún otro en la nación. Se observan todo tipo de embarcaciones en un verdadero “boat show”. Los hay de todos los tamaños, muchos de ellos ostentosos, con embarcaciones adicionales, motos de agua, y hasta uno…. con un helicóptero… El paseo continua indicando los precios de las increíbles mansiones, y hasta se revelan algunos de sus propietarios: la de Al Pacino, la de Jonny Deep, la del dueño de un casino de Las Vegas, o aquélla donde se filmó la serie de los ´70 “The six million dollars man”.
Otra ciudad inolvidable.