25 de marzo de 2009

La yerba mate ya tiene su propia ruta turística



Si el vino tiene su tan mentado circuito en la zona de Cuyo, por qué no la yerba mate? Los productores, establecimientos rurales, y hasta hoteles y locales gastronómicos ubicados en el noreste argentino impulsan la “Ruta de la Yerba Mate”.
El mate, sinónimo de compañía y tradición. Es la bebida nacional por excelencia y el argentino busca las ocasiones para compartirla. Nuestro país es el principal productor y consumidor de yerba mate en el mundo.

Un artículo publicado en la Revista de La Nación, del domingo 22 de marzo de 2009, comenta que el proyecto, que sumaría a comunidades guaraníes, tan vinculadas al origen del mate, apunta al desarrollo rural basado en la identidad nacional y abarca a todo el sector, a diferencia de otras experiencias, como la “Ruta del Vino” que comprende sólo las bodegas.
La “Ruta de la Yerba Mate” propone un recorrido turístico a través de las provincias de Corrientes y Misiones, vinculando lo productivo con la historia y la cultura de la región. Los visitantes podrán conocer el proceso productivo de la yerba mate, las plantaciones en los campos, presenciar la cosecha, el secado, la molienda y el envasado del producto. Mientras tanto hoteles, posadas y cabañas de la zona se harán cargo del alojamiento. El programa promueve otras actividades vinculadas con la naturaleza, la visita a museos y sitios históricos, y como no puede ser de otro modo, no deja de lado la excelente gastronomía de la región.
Según el artículo mencionado, los circuitos previstos son: 
- Alem - Concepción de la Sierra - Apóstoles (en Misiones);
- Araguatay - Monte Carlo - Eldorado - Victoria - Andresito (en Misiones);
- Oberá - Aristóbulo del Valle (Misiones);
- San Ignacio - Apioví (Misiones);
- Posadas - San Ignacio (Misiones)

Para la provincia de Misiones, recomiendo bucear por Google Maps 

Y el circuito, que continua en Corrientes, prevé:

- Colonia Unión - Colonia Liebig - Gobernador Virasoro (Corrientes),
Para la provincia de Corrientes, ver también de Google Maps


Se espera que este proyecto dé empuje a las economías de la región mesopotámica. Ojalá sea así, en un año en el que nos enfrentamos a muchas dificultades, y en el cual el turismo puede ser una gran oportunidad.