21 de marzo de 2009

Para Marce....

Hoy empieza el otoño en Rosario. Y la primavera en París.
Mi mejor amiga, mi amiga del alma, está por allá, sola, trabajando, extrañando. Ojalá estuviéramos juntas paseando por el Boulevard Saint Germain, como alguna vez lo hicimos.
Me tomé el atrevimiento de traducir para ella un capítulo de un libro que regaló, "Paris, l´instant", de Philippe Delerm, “Une allégresse”
Y se lo dedico. Tal vez lo lea, tal vez se emocione. Tal vez se acorte la distancia que nos separa hoy, el día que comienza el otoño en Rosario y la primavera en Paris.

“Júbilo"
"Había algo en el aire esa mañana. No se explica. Eso viene dos veces por año, tal vez al comienzo de la primavera a menudo, y algunas veces al final del otoño. El cielo de abril estaba como ligero, algo lechoso, nada extraordinario. Los castaños desplegaban con parsimonia sus primeras hojas azucaradas. Pero ella lo había percibido desde los primeros pasos sobre la vereda, antes mismo de subir a su bicicleta. Era una especie de júbilo. No era una explosión de alegría, tampoco los latidos del corazón ansioso de felicidad. Por otra parte, eso que sentía no provenía de ella misma. Los kioscos, los colectivos, los bancos de la plaza, el estampido color rojo del semáforo, en la esquina del Boulevard Saint Michel: todo vibraba con una ligera satisfacción – el rumor del tráfico se movía ondulante como una canción de Trenet. Era bueno pedalear despacio, sin ese empeño ostensible de las gentes moviéndose sobre sus asientos. No, esa emoción venía del interior, para quedarse ahí, a media voz, esa sensación preciosa de que todo estaba en su justo lugar, y que el conjunto se movía, simplemente, en armonía con ese acorde. Bajando de su bicicleta, agachándose para atar la cadena a la reja del castaño, se detuvo un instante para mirar a sus pies el reflejo del sol sobre la placa de metal. Como si ahí hubiera un secreto, en la humildad de esa reja pulida de tantos pasos, y que un resplandor de luz entibió. Las cosas tienen ese placer, a veces, esa alegría.”