4 de abril de 2009

Miami, Florida, la Biscayne Bay y un domingo de sol en el Coconut Grove


Hotel Mayfair
Art Craft Show
La Coco Walk

El Coconut Grove es el enclave de una de las bahías más hermosas de Miami: la Biscayne Bay o Bahía Vizcaya. Este suburbio divertido es como el “alma caribeña” de una ciudad que, de por sí, es tropical.
Árboles y palmeras, flores, casas sencillas y coloridas, autos deslumbrantes, shopping, un ambiente muy relajado y, por sobretodo, pintoresco.
El centro del distrito es la renovada “Coco Walk”, ubicada en la intersección de las Main Highway, McFarland Ave. y Grand Avenue. Estuvimos paseando un día domingo de febrero. Se complica llegar ... y estacionar.
Música callejera y gente por todas partes.
Un clásico: gente mirando y haciéndose ver.
Almorzamos en el simpático Johnny Rockets, frente mismo a la Coco Walk, en la Grand Avenue. Sonaba la música de los ´80. Ambiente perfecto. Un día de sol hermoso. Desfilaba una multitud alegre y distendida, hasta esos personajes raros con serpientes enrolladas al cuello, y mujeres con sombreros estrafalarios.
Pasamos por el edificio del Hotel Mayfair y por el paseo adyacente: “The Streets of Mayfair”. Vimos locales dedicados por completo a exhibir pinturas, antigüedades y vintage. Ahí mismo, en el “Outdoor Antique Collectibles Market” se presentaban joyas antiguas, ropa usada, vajilla de porcelana china, cubiertos de plata y alpaca, muebles, sillas, anteojos, sombreros y carteras de colección, todo dispuesto de manera algo caótica.
Desde allí, atravesando el gentío, tratamos de llegar a la bahía. Imposible… Nos topamos con el “Coconut Grove Arts Festival” emplazado en la McFarlane Avenue. Un paraíso para los coleccionistas de arte urbano, ya que la muestra estaba dedicada a todo tipo de expresión artística: pintura, acuarelas y esculturas, dibujo, fotografía, variedad en orfebrería, cristales, metales y madera. Y para el público en general, degustaciones de platos y de vinos.
A un par de cuadras visitamos el “St. Stephen´s Art Craft Show”, una hermosa feria artesanal con stands divertidos destinados a los objetos más extraños y variados, tales como posters, orfebrería, sillas y mesas de teca, arte en botellas, platos decorados, objetos y animales gigantes y coloridos construidos en papel maché.
Finalmente, ambos eventos estaban tan concurridos, que hicieron imposible, esta vez, acceder a la Biscayne Bay por el camino tradicional en el Coconut.
No nos importó demasiado: el paseo de esa tarde valió la pena.

Más Miami en mi blog...