16 de junio de 2009

Locro y empanadas, platos tradicionales de Argentina

A partir del mes de mayo, ya instalado el otoño, comienzan las fiestas patrias en Argentina. Este último fin de semana se agregó otro lunes feriado, ya que se trasladó la celebración del día de la Bandera.
Fue la ocasión perfecta para reunirnos con nuestros amigos y las respectivas familias. Por ahora, nada de viajes o escapadas por los alrededores de Rosario
Para aquéllos que lean este artículo y no lo sepan, les cuento que la tradición "criolla" indica que los platos elegidos por los argentinos para esos días fríos son el célebre asado, las empanadas y, en especial, el locro.

Violetas de los Alpes, Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
En el patio de Gabriela: las violetas de los Alpes

Precisamente el domingo disfrutamos de un almuerzo en familia en casa de mi mejor amiga, Gabriela, quien es además una gran cocinera. Es de esas personas que en minutos preparan un pequeño manjar, casi sin esfuerzo, sin darse cuenta. Y nos invitó a comer "su" locro.
Debo reconocer que, además de locro de mamá que todavía recuerdo, el de Gaby es el mejor del mundo.

 Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
Y la bignonia, llena de color

Mediodía frío, el patio de Gaby estaba iluminado por el sol. Se lucían las flores hermosas de la violeta de los Alpes y de la bignonia. Charlábamos durante los preparativos del almuerzo. En realidad, Gaby tenía todo organizado...


 Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
Las empanadas listas para freír


Las empanadas que prepara son las rellenas de carne picada, a las que agrega huevo y cebolla blanca y de verdeo rehogadas. Le gusta completarlas con pasas de uva y aceitunas, todo bien sazonado.

Empanadas,  Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
Una empanada deliciosa

Empanadas,  Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
La fuente de empanadas, se sirve bien calientes


Gabriela suele preparar una cantidad de empanadas fritas, y otras al horno, para todos los gustos. Me encanta como se vé prolijo y crocante el repulgue de cada empanada.

Locro, Tradición, Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
La olla con el locro, en plena cocción


Mi amiga prepara su versión de locro como un guiso cremoso a base de maíz blanco, porotos, calabacita y carne de distinta variedad.
Como ven, la receta del locro varía según el país y, dentro de Argentina, según la región. Además, cada cocinero le imprime su sello propio. Pero siempre está preparado a base de maíz, porotos, carne y vegetales, que se someten a una lenta y larga cocción.
Las carnes son cocinadas por separado y después se las agrega al resto de los ingredientes. De esa manera el guiso es más liviano y toma una textura cremosa pero poco grasa.

Locro,  Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
Servimos el plato del día: locro


Recuerdo que mamá ponía en remojo la noche anterior el maíz y los porotos. Gabriela hace exactamente lo mismo. Y utiliza maíz blanco, porotos blancos, del tipo "payares", costillas y pechito de cerdo, tocino o panceta en trozos, chorizos blancos y colorados, calabacita cortada en dados, a lo que agrega pimentón. Aparte prepara una salsa con pimientos rojos rehogados en aceite de oliva. Agrega sal al final de la cocción si es necesario.

Locro,  Rosario, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
El locro listo para servir. Excelente plato para el invierno


La cocción lleva entre 6 y 8 horas. La preparación queda espesa, untuosa, cremosa. 

Durante todo el tiempo que lleva la cocción, Gaby mezcla y revuelve de a ratos el guiso con una cuchara de madera para evitar que los porotos se adhieran al fondo de la olla.

El menú se acompaña de un buen vino tinto, que generalmente eligen los caballeros. Otro día les cuento sobre los postres tradicionales.
La preparación de un locro se ha tranformado casi en una ceremonia para las fiestas patrias de nuestro país. Forma parte de la tradición de la gastronomía criolla.
No cualquier cocinero prepara bien un locro. Mamá era una de esas personas.
Gabriela es la otra.