28 de octubre de 2009

En viaje... música por doquier


Notaron que, cuando se viaja, se encuentra música por todos lados ? Cantantes callejeros, hermosas bandas, bailarines, en fin.... un poco de todo. El motivo ?
No estoy segura y aguardo opiniones, pero creo que se trata de una bella combinación entre el estado de ánimo de cada uno como turistas asombrados y la alegría de los habitantes los fines de semana, los feriados, cuando pasean y organizan eventos por las calles, las plazas, las estaciones de tren o de metro... por doquier. Se nota que disfrutan mucho las actividades al aire libre...
Que piensan al respecto ? Les cuento y comparto fotos de aquéllo que ví.



En París. Pont Sant Louis sobre la Île Saint Louis. Un domingo por la mañana paseábamos hacia Le Marais. Una orquesta se había ubicado en medio del puente peatonal y cantaba un repertorio típico de Nueva Orleans. 
Sorprendente y muy bueno.



Recuerdo ahora la visita la parque de E.P.C.O.T. World Showcase, Estados Unidos. Pasando por el pabellón de Reino-Unido una banda de chicos con sus kilts cantaban, bailaban y tocaban sus guitarras eléctricas, luciendo muy orgullosos sus atuendos. Raro y divertido.


En París, tango a orillas del Sena. Cuando se deja atrás el Instituto del Mundo Árabe, se pasa cerca de la orilla donde se puede admirar el museo de esculturas al aire libre. Se ven parejas que bailan tango de una manera impecable, como verdaderos argentinos.... o casi..., sin notar la presencia de un público admirado.

En París… una mañana en la que tomamos el métro en la estación Maubert-Mutualité, en el 5º arrondissement, hacia la gare de Austerlitz. Un hombre comenzó a tocar su clarinete en un jazz. Super !


En Miami, estábamos por cenar en Paul, en la Lincoln Road. Al lado, en Novecento@+punto, dos músicos en la vereda con una guitarra y un acordéon tocaban la hermosa melodía de Astor Piazzola: « Adios Nonino ». 
Qué nostalgia de la Argentina !



Volvemos a Florida, en Walt Disney World, en el parque E.P.C.O.T. Visitando el pabellón de Méjico. Después de un almuerzo a orillas del lago central, estábamos tomando unos « mojitos » mientras caminábamos. De golpe se instala un grupo de mariachis a la salida de un restaurant y empieza el concierto. Imposible perderse el espectáculo. Todo el mundo los acompañaba con sus palmas.



En Venecia, el espectáculo siempre presente de los "gondolieres" y sus románticas canciones. Pasaban muy bien vestidos a bordo de sus « gondole » y cantando a viva voz. Muy simpáticos!


El Carrousel de la plaza de la República de Florencia. Una ciudad de ensueño. Parábamos muy cerca de la plaza a la misma distancia del Duomo y del Campanile. Camino obligado, pasábamos por la mañana y por la tarde por esa plaza. Eran encantadores la música, la calesita llena de niños felices...



En Roma, en el mes de abril del 2008, durante la campaña política del partido comunista italiano. Delante del Coliseo, una verdadera fiesta : los cantos, la alegría de los partidarios, el público como nosotros que los acompañaba divertidos a su paso. Un espectáculo insólito. La política se mezclaba con el show. Puede ser que hayan tenido éxito…



En Orlando, Estados Unidos, en el Downtown Disney. Antes de asistir al espectáculo del Cirque du Soleil, La Nouba, paseábamos por el downtown. Había locales muy lindos, la mayoría temáticos. Pasamos por Starabilias, dedicado a los films, a las bandas de rock y a los objetos más originales. En una de las vidrieras nos sorprendimos con las guitarras de R.E.M. y de Aerosmith. Y delante del local, un músico joven tocaba el saxo.


En Londres, en Trafalgar Square. Después de visitar la capilla de Saint Martin-in-the-Fields, vimos en medio de la plaza un grupo de jóvenes que se manifestaba en contra del ruido. En esa plaza, todos pueden presentar sus quejas del modo más original. Ellos representaban una O.N.G, el sitio www.worldwithoutsound.org
Todos vestidos para la ocasión, algunos en color negro y otros disfrazados de animales, se expresaban …. en completo silencio...



En París. Después de un paseo por el mercado de La Bastilla, hicimos el tradicional camino por la Place de Vosgues. Unos jóvenes japoneses formaban una orquesta sobre la Rue de Franc Bourgeois, y tocaban música clásica para el placer de todos los que por ahí caminábamos. Disfrutamos mucho el concierto bajo el sol de esa tarde.


Otra vez en Walt Disney World, en el parque de "Animal Kingdom". Me encantó « Finding Nemo ». La música, los colores, los efectos de luz, las voces increíbles de los cantantes. La puesta en escena de teatro negro, excelente. 
Fue como un volver a la infancia, por qué no?


En París, Montmartre. Cena en «Le Tire Bouchon» un piano bar en la Rue Norvins. Durante la cena, un pianista tocaba a pedido del público. Por supuesto, pedimos algunos tangos. Al final, dejamos mensajes escritos en papelitos que se pegaban en las paredes. Un lugar encantador.


En París, en la Place Colette, a la salida del métro que aparece decorada como una corona real. Antes, pasamos por la Comédie Française. Y a continuación, en la plaza, disfrutamos de un concierto callejero. Jazz, siempre jazz…



Y de nuevo en París. En La Bastilla, un barrio muy particular, lleno de pequeños cafés y restaurants. Precisamente, dejando atrás la rue de Lappe y sus happy hours, descubrimos a ese hombre-orquesta. Tocaba a un tiempo su guitarra, la batería y su armónica. Era realmente muy bueno !



Al fin, en Rosario, Argentina, mi hermosa ciudad. Durante la semana que se dedicó al tango. Había eventos por todas partes. Acá vemos bailarines en un día domingo, un mediodía y a orillas del Paraná. Parejas de todas las edades, muy orgullosos de bailar con habilidad el baile más tradicional de la Argentina.
La música es ... hermosa.