5 de enero de 2010

Las Caravana de los Deseos en Rosario, Argentina




Para contarles festejos como éste es que me alegro de ser travel-blogger, de escribir en mi blog de viajes, y de llevar un blog de viajes de Rosario.
Rosario, Argentina, mi hermosa ciudad, tiene el hábito de celebrar todo a orillas de su río Paraná, a lo largo y a lo alto de sus barrancas. Los eventos más importantes se comparten delante del querido Monumento a la Bandera, que luce como el faro de la ciudad.

Desde hace un tiempo, la primer semana del año se celebra pidiendo los deseos para los días venideros. El deseo más importante, el de vivir en un lugar tranquilo, feliz. Y en un país mejor, en un mundo mejor. Para eso, la municipalidad organiza una maravillosa caravana de embarcaciones, si el tiempo nos acompaña, por supuesto.


Esos deseos de año nuevo para el 2010 fueron guardados con esmero en un cofre que se debería arrojar a las aguas, esperando que cada uno de ellos se cumpliera durante el año. Era nuestro "mensaje en una botella"
Miles de habitantes de Rosario participaron de una fabulosa jornada de sol en todos los sectores costeros: las playas de La Florida, la Costa Alta, los parques Alem y de España.
La cita se había fijado para el atardecer, pero todo el mundo se ubicó en los distintos lugares mucho antes para disfrutar de las playas y del césped fresco, saturando alegremente las orillas del río.


Origami & Serendipity Rosario


Acaba de comenzar el verano. Rosario, muy apegada al río, y luego de una temporada de lluvias demasiado frecuentes, celebraba que las playas se hubiesen colmado este sábado con gente de todas las edades.
También se esperaba el desfile de canoas y veleros. El evento había despertado mucho interés. Por estos días el río se encuentra mucho más torrentoso. Las aguas suben y la ciudad espera hacer frente a una crecida importante, tal vez peligrosa para las barrancas, la pesca y la navegación en general.


Cerca de 500 embarcaciones partieron desde la zona norte hasta el muelle de La Fluvial, frente mismo al célebre monumento, después de una hora de marcha bulliciosa. Una multitud saludaba el paso de los barcos.
Un show de fuegos artificiales iba a cerrar un hermoso día para Rosario.
El desfile había comenzado desde Costa Alta a las 20 horas. Lo encabezaba el famoso catamarán Ciudad de Rosario, como insignia de la marcha. Este antiguo barco hace todavía el recorrido de las aguas del río Paraná, muy caudaloso por cierto, hasta las islas y el puente que une Rosario con Victoria. Era escoltado por numerosos veleros, canoas, catamaranes, botes, kayaks y motos náuticas.


Los barcos pasaban felices, llevando banderas y globos, haciendo sonar sus sirenas. Una vez que llegaron a destino, preparados y en línea, iluminados por bengalas, esperaron que estallara el show de fuegos artificiales, broche perfecto para un cielo de verano sin nubes.


Origami & Serendipity Rosario1


Los barcos, los deseos, los mensajes, la esperanza para el año que comenzaba, la decoración en celeste y blanco, conmemorando los colores de nuestra bandera, todo un marco de fiesta y de alegría de los habitantes de Rosario para comenzar bien el 2010.
Vaya si nos hace falta.

La Caravana ya tiene su versión 2011

Si llegaron hasta mi blog de viajes, les propongo conocer más sobre Rosario y el Río Paraná a través de los siguientes artículos:


El M.A.C.R.O., arte contemporáneo a pasos de la barranca del Paraná


Desfile naval en el río Paraná


Acrobacia en el Puente de las Telas


Alpinismo urbano en las barrancas del Club Mitre



Para tener más información sobre mi ciudad, sugiero visiten el sitio de la Municipalidad de Rosario