2 de marzo de 2010

Viaje a Londres. Explosión de colores en Camden Market






Después de un paseo por los canales de Little Venice, seguimos nuestros descubrimientos en Londres pasando por Camden Market. Dejamos la barcaza delante del pequeño puente y la esclusa, atravesamos los muelles y nos encontramos con ese enorme mercado, emplazado en el distrito conocido como Camden Town, excéntrico, colorido, moderno.




Con mis amigas Coralie y Laetitia, compartíamos la curiosidad por esas boutiques extravagantes, por las vidrieras fuera de lo común. 
No era precisamente el caso de O., que nos acompañaba con aire resignado y divertido, cámara en mano.


No teníamos un mapa. No era necesario en compañía de la chicas. Yo había aprendido que Camden está dividido en varios sectores, la calle Camden Hight con sus locales sobre los dos laterales, la calle Chalk Farm, el Camden Lock Market y el Strabbles (establos) de Camden Market.
Los negocios permanecen abiertos durante toda la semana. 
El mercado propiamente dicho abre sólo el domingo toda la jornada.




De pronto uno se encuentra rodeado por un ambiente bizarro, alegre, atractivo. 
Es casi alocado: un estilo pintoresco en los stands, y también en el look y la vestimenta de los paseantes. Se veía la divertida apariencia de los punks y de hippies por aquí y por allá, pero no nos permitían tomar imágenes.



A la entrada nos recibía un pequeño mercado al aire libre atestado de stands coloridos y originales. Los pasajes entre ellos eran estrechos y era posible detenerse a admirar objetos curiosos tranquilamente a pesar del gentío. 
Más vale no perder detalle alguno


Luego uno se sumerge en el conjunto de locales en la parte más extendida del mercado, en un laberinto cuidadosamente desordenado de pequeños negocios. Uno llega a confundirse con los visitantes y se complica mantenerse unido al grupo.





La atmósfera es alegre y alucinante. 
Colores brillantes por doquier. 
Se ven mesas, bijouterie, chocolates, vestimentas, objetos de todo tipo, anteojos para el sol de colores alegres, bolsos artesanales y vintage, sombreros, libros…
Hacia dónde mirar primero?



Las boutiques independientes con ropa de todo tipo, el negro y el estilo gótico medieval en telas extrañas. De todo en materia de moda y vanguardia. 
Sin embargo, los precios eran bastante altos.


Me encantaron los locales de los anticuarios : los muebles, los sillones, los objetos de decoración de lo más variado, los viejos afiches, las lámparas y las arañas. Estamos convencidos de haber visto ahí cosas imposibles de encontrar en otro lado y a precios bastante acomodados.




La cocina internacional se da cita en numerosos stands alineados …. caótica mente. Se encuentra puntos de venta de variados alimentos para consumir ahí mismo o para llevar. El único problema era de encontrar lugar donde sentarse. Variedad para todos los paladares. 
Mucha variedad de la cocina asiática para elegir, además de comida mejicana, libanesa, griega o marroquí. Y acompañar los platos por un vaso de cerveza o de jugo fresco.


Encontramos bares instalados en un antiguo establo con pequeñas mesas y banquetas, y narguiles para disfrutar.


En una esquina, aparece una boutique super tecno, con su simpática decoración con cyborgs, ropa flúo, o en material plástico. Y estatuas semi humanas y semi robot… bizarras. El negocio estaba ubicado en un futuro incierto diría.



Hablando de locales, se descubre un poco de todo : ropas en los más variados estilos, excéntricas o más tradicionales, vintage, ropa con aire rétro, un universo de accesorios, y podría continuar. 
Además un verdadero laberinto de accesorios de piercings, chocolates y discos CD o los viejos de vinilo y de colección.


Color, color y color en los objetos más hermosos por todos los rincones!



Un consejo: mejor no estar apurado. Tomarse el tiempo para apreciar todo, aún antes de decidir una compra. Entonces, el domingo es mayormente complicado. 
Recomiendo llegar temprano y dejar algún tiempo adicional para hacer un recorrido, mirar los locales y perderse entre los escaparates. Puede ser que encuentren verdaderas ofertas.



Hasta los fans de la música pueden encontrarse con ejemplares únicos. 
Y en la foto vemos el atuendo perfecto para un Sargent Pepper.


En los viejos establos nos sorprendió encontrar estos enormes caballos en bronce, muy bien mantenidos, y en una talla casi natural. 
Vimos esculturas de cabezas de caballos ubicadas como adornos alocados sobre los muros.


El objetivo cumplido, otra vez. Teníamos deseos de conocer eso negocios exóticos y hermosas vidrieras diferentes dentro de la gran ciudad.... Los tenemos aquí, en este mercado increíble.




Me fascinó esa fiesta de colores y el conjunto de locales más alegre y original en Londres
Y el paseo con mis amigas bloguers, hasta la próxima vez.




También publiqué mucha información sobre el Mercado de Camden en Explorarlo
Para conocer más sobre los mercados de Londres, visiten Spitafields Market en mi blog, y el sitio de Camden