17 de junio de 2010

Viaje por Argentina. Ushuaia. Los faros del fin del mundo




Durante el inolvidable recorrido por el
Canal de Beagle descubrimos el faro "Les éclaireurs". Nos explicaron que no debíamos confundirlo con el famoso faro del fin del mundo de la novela de Julio Verne. El escritor lo había ubicado a la altura del Cabo de Hornos.
El recitaba en las primeras páginas …
El sol iba a desaparecer detrás de las colinas que limitan la vista al oeste. El tiempo era bello. Del lado opuesto, sobre el mar que se confundía con el cielo en el noreste y en el este, algunas pequeñas nubes reflejaban los últimos rayos, que no tardarían en apagarse en las sombras del crepúsculo...
En realidad, el autor hizo famoso al verdadero primer faro a iluminar las aguas del Atlántico Sur. Era el faro de "San Juan del Salvamento".

Hoy les presento mis imágenes de su réplica ubicada en Ushuaia, a la entrada del Museo del Presidio o del Fin del Mundo.





Primero, es necesario hacer un poco de historia. El faro original fue instalado en la costa norte de la Is
la de los Estados, sobre un promontorio rocoso, en 1884 por el coronel argentino Augusto Lasserre, sobre la actual punta Lasserre.
El faro había sido construido en madera. Tenía una forma hexagonal y proyectaba la luz que emitían unas lámparas alimentadas con aceite sobre dos de sus laterales, a través de gruesos cristales, llamados lentes de Fresnel.
Se observa una de esas lámparas en una de mis fotos.




La región marítima era sumamente hostil, por lo que se volvía muy difícil encontrar hombres que quisieran instalarse allí.
Así, el faro fue abandonado a su suerte luego de haber guiado a tantas naves que se aventuraron por esos bravos mares australes durante 18 años. Fue reemplazado por el "Faro de Año Nuevo", mucho mejor ubicado.



Los restos del "Faro de San Juan del Salvamento" fueron descubiertos por un aventurero francés, M. André Bronner, quien decidió encarar su reconstrucción en 1994, comenzando así un intercambio entre mi país y Francia.

Luego de su regreso a Francia, el equipo de André Bronner decidió construir otra y lejana réplica del faro en la Punta de Minimes, en La Rochelle. Este faro fue inaugurado en el año 2000.


Tuve la suerte de poder visitar la réplica que quedó en Argentina, ubicada al ingreso del presidio de Ushuaia en el Museo del Fin del Mundo.
Pude apreciar la parte exterior del faro con su característica bola de zinc ubicada en lo más alto.



En el interior y durante la visita guiada, pudimos ver las partes de madera rescatadas del original, algunos elementos usados por los antiguos habitantes, una escena recreada de su función como refugio para náufragos, que allí encontraban de que alimentarse, con qué abrigarse o donde dormir.



Además, fue muy interesante observar un sinnúmero de fotos antiguas y de maquetas.

El Faro de San Juan del Salvamento...
El Faro de Año Nuevo...
El Faro Les éclaireurs...
El Faro de La Rochelle...

Una visita fantástica para conocer los faros del fin del mundo...