24 de septiembre de 2010

Fuente de los Continentes en el Parque San Martín, en Mendoza

Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes
Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes

En la ciudad de Mendoza, Argentina, visité una noche el Parque General San Martín
Es uno de los jardines públicos más hermosos e importantes de la Argentina, extenso e imponente.
El desarrollo del parque se debe al arquitecto Carlos Thays, famoso paisajista francés. Los portones de la entrada son fabulosos y me recuerdan a los de los jardines ingleses.
La escultura más sorprendente es la conocida como la Fuente de los Continentes, Fontaine de L’Observatoire, o Fuente de las Américas, una hermosa obra, con reminiscencias francesas, realizada en mármol y en hierro fundido, que fue en algún un momento atribuida a la artista Lola Mora.

Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes
Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes

Es un conjunto de esculturas, icono en la provincia.
Fue recientemente reacondicionada y declarado patrimonio cultural de Mendoza.

Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes

Esa noche, la iluminación resaltaba cada uno de sus detalles y destellaba sus reflejos en los distintos espejos de agua. 
Una verdadera obra de arte al aire libre.

Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes
El conjunto de esculturas está ubicado justo frente al hermoso rosedal.
Está formado por dos piletas, en dos niveles. La fuente representa en su conjunto a sólo cuatro de los cinco continentes: América, Asia, Europa y África, dejando de lado a Oceanía.

Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes

Se destacan las cuatro maravillosas estatuas de sirenas que sostienen caracolas y los atlantes. Todas son muy bellas.

Fuente de los Continentes, Mendoza, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes

Traté de tomar fotos, algunas utilizando flash y otras sin él.
Queda a vuestro criterio elegir las de vuestro agrado.
De cualquier manera, vale la pena visitarla y admirarla, sin reservas.