6 de octubre de 2010

Londres. Paseo por Hampstead Heath



Hampstead, el enorme distrito del Norte de Londres. Una visita ineludible.

Es en verdad casi una ciudad dentro de la gran ciudad que se volvió popular durante el siglo XVIII, cuando los nobles venían a disfrutar de las aguas en las vertientes locales.

Es posible llegar caminando por alrededor de 20 minutos desde Camden o bien tomando una de las varias líneas de bus que llegan hasta ahí. Recuerdo que hicimos una parte del paseo en bus y después emprendimos la caminata. 
El recorrido es hermoso, se los aseguro.


Pasamos por Hampstead en compañía de nuestra amiga Rayen que vive en Londres y que tenía preparado un plan de paseo y pic-nic para pasar el día ahí. Sin un plan, creo que es perfectamente posible perderse en esos inmensos jardines.

El fabuloso e imponente parque de Hampstead Heath es famoso por considerarlo uno de los pulmones verdes de Londres.
Un espacio gigante y al mismo tiempo un paraíso de verdor y de frescura. Más gratificante aún en un día de pleno verano.


Origami & Serendipity, Hampstead

La iglesia y el cementerio victoriano (el "Highgate Cemetery East") parecen como suspendidos en el tiempo. Se aprecia en la foto que el cementerio es verdaderamente antiguo.

Y los parques son el lugar ideal para pasar un día campestre el fin de semana. Ese día de sol que disfrutamos vi gente instalada en cada rincón, desplegando su equipo de pic-nic, paseando en bicicleta, en familia o entre amigos. Se nota que los ingleses aprovechan esos momentos de buen tiempo al aire libre. Me contaron que no son muchos durante el año.



Hampstead es un barrio encantador. Fue construido sobre una colina. Me encantó la vista panorámica de la ciudad, descubriendo cada uno de los rincones y de los edificios que se levantan a lo lejos.
Después de algunos minutos de marcha, observando las casas elegantes por cierto, uno se da cuenta de la riqueza que habita por los alrededores de este distrito. Es pintoresco, debo admitir. Hermosas callejuelas, mansiones importantes rodeadas de cuidados jardines, hacen un conjunto agradable por cierto.





Me impactó la vista desde el Parliament Hill, el punto más alto del parque.
El paisaje, inolvidable. 



Rayen nos mostró, en el sector que daba al Norte, cerca de Highgate, los tres lagos. Ella nos contaba que había sólo uno en el que podían compartir tanto hombres como mujeres. Es la tradición. Algo extraño…
Vimos otras lagunas donde se puede pescar. Ahí habitan pájaros de la fauna local que disfrutan de su hábitat natural.



En otra época el parque pertenecía a terrenos del castillo de Hampstead y a las granjas de Kenwood House. Esa residencia es fabulosa, una obra de arte. Funciona como museo. La colección de cuadros es famosa, y también lo son los conciertos que se dan en verano, y las tardes de té en alguna de sus terrazas. También recuerdo que ahí se filmó una de las escenas de "Notting Hill", aquel film que protagonizaran Julia Roberts y Hugh Grant.

Espero les haya gustado tanto como a mi.

Mi álbum en Flickr.com