13 de octubre de 2010

Roma, donde conviven la antigüedad con la vida de todos los días

De Via del Portico di Ottavia, Roma

De Via del Portico di Ottavia, Roma

De paseo por el ghetto judío, uno de los barrios más especiales de la ciudad, lleno de significado y de historia, me puse a reflexionar sobre algunas cosas que tal vez sean evidentes en Roma.

Esta es una ciudad encantadora en la que conviven perfectamente los vestigios de ese estado poderoso, que supo regir al mundo antiguo durante su apogeo, y la vida moderna y actual de sus habitantes.

De Via del Portico di Ottavia, Roma

Recorriendo las ruinas del Portico de Ottavia, descubrí esas pequeñas ventanas justo al lado.
El pórtico del que les hablo es monumento fabuloso que Augusto le dedicara a su hermana menor y que se encuentra en muy buen estado de conservación.

De Via del Portico di Ottavia, Roma

Admirable notar las rejas prolijas, las cortinas con encajes y las flores.

De Via del Portico di Ottavia, Roma

Una familia romana de nuestros días vive a un costado del Pórtico, y a metros del Teatro de Marcello. Éste era uno de los pocos teatros que existían en la Roma Imperial.

De Via del Portico di Ottavia, Roma

Cada mañana alguien se asoma a regar esas plantas y tal vez le echa un vistazo distraído a la arquitectura de esos mudos testigos de acontecimientos milenarios.

De Via del Portico di Ottavia, Roma

Como si tal cosa, formando parte de una rutina cotidiana.

De Via del Portico di Ottavia, Roma

Quizás deban tolerar los ruidos de las frecuentes excavaciones y del movimiento cuidadoso de rocas, columnas, soportes, capiteles de este templo antiguo.

Teatro de Marcelo, Via del Portico di Ottavia, Roma

O del de este enorme teatro.

Al fin, esto es Roma, donde conviven la antigüedad y lo cotidiano en perfecta armonía.