1 de diciembre de 2010

Paseo por los Kensington Gardens, en Londres




Un paseo por los Kensington Gardens en Londres, una ciudad verde.
Sus antiguos jardines, en una época los jardines privados del Palacio de Kensington.
Se transformaron en un parque fabuloso en el corazón de Londres. Me deslumbraron sus árboles, sus senderos, el césped prolijo y fresco donde todos parecían sentirse muy cómodos, tanto para leer como para jugar con los niños.
En mi opinión, los rincones más hermosos del parque son las «Italian Fountain Gardens», el monumental « Albert Memorial » y la escultura de Peter Pan.


En la foto superior, el lago entre los jardines... Y en la inferior,  la "orangerie"...




Después de pasar por la "Flower Walk" encontré el monumento construido para recordar al Príncipe Alberto, el esposo de la Reina Victoria, y que se conoce como "Albert Memorial".
Es imponente. Se aprecia en cada una de sus esquinas estatuas de mármol representando a Europa, África, Asia y América. Algo más arriba hay otras estatuas que evocan diferentes actividades, tales como el comercio, la industria, y la agricultura. Cerca de la cima se ven otras, hechas en bronce dorado. Es un conjunto muy bello.


Frente al monumento del príncipe Alberto, aparece uno de los teatros más importantes del Reino-Unido y del mundo. Es el « Royal Albert Hall » que forma parte del memorial.
Este teatro es la sede de grandes eventos y conciertos. Se ha escuchado tantas veces hablar de conciertos en ese lugar de personajes muy célebres: Bob Dylan, The Beatles, los Rolling Stones, Pink Floyd, Jimmy Hendrix y tantos otros. El edificio es un anfiteatro y su cúpula está hecha en hierro y cristal.


Cuando comienza el paseo uno imagina las aventuras del famoso pequeño personaje de "Neverland". Una de las estatuas más queridas del parque es precisamente esta de bronce dedicada a Peter Pan, el niño que no quería crecer.
Se lo ve rodeado de ardillas, de ratones y de conejos. Es muy simpático.




El lago es el lugar propicio para el descanso. Hay muchas reposeras dispuestas para el descanso, para tomar algún refresco mirando los pájaros pasar o los patos que se pasean tranquilos.




Además, me encantó la Orangerie del Palacio y sus alrededores. Es un edificio hermoso en ladrillos, ocupado por varias columnas. Hay un restaurant muy famoso. Los jardines son muy elegantes.




Aquí vemos el Palacio de Kensington, una joya del patrimonio arquitectural londinense. Es muy bello. Fue la residencia de los últimos años de la amada princesa Diana. Sus jardines de estilo italiano son hermosos, tranquilos y frescos.




A un lado del Palacio de Kensington, uno descubre la estatua de la reina Victoria hecha en mármol blanco. Está ubicada sobre el césped, sola, delante de los canteros. Es muy hermosa.





He aquí la estatua ecuestre dedicada a George Frederic Watts, Physical Energy, que representa a un hombre desnudo a caballo.



Qué hermosa es la primavera en este parque....


El palacio, los jardines, los monumentos, el lago, las fuentes, forman un conjunto ineludible, imperdible.






Un lugar de gran encanto, en medio de Londres.


Kensington Gardens
London W2 2UH
Londres
Reino Unido

Copyright©2009 “Viajes, lugares de la Argentina y del mundo” by Elisa Nievas