4 de febrero de 2011

Una noche en la cúpula del palacio Cabanellas, en Rosario


El Palacio Cabanellas pertenece a la historia de Rosario, Argentina.
Ubicado en la zona céntrica de la ciudad, se levanta en la esquina de las calles Sarmiento y San Luis.
En un principio fue diseñado como un hotel en el proyecto del arquitecto catalán Francisco Roca y Simón. Se escuchan los ecos del genio de Gaudí dentro de sus antiguas paredes.



Construido entre 1914 y 1930 se transformó en uno de los pocos edificios de Rosario que siguieron la corriente del modernisme catalán, cuyos mejores exponentes brillan en Barcelona.
El arquitecto Roca vivió en la ciudad por un período de diez años y dejó su huella: varias obras inspiradas por el catalán, en sus formas armoniosas, particulares y dinámicas. También es de su autoría el excéntrico Club Español, situado a muy poca distancia.




Ayer por la noche entré al hermoso edificio iluminado.
Subí hasta el último piso por el elegante ascensor y llegué a la terraza por una escalera de caracol. Me sentía en un rincón de París.
Pasando hacia la terraza, me esperaba todavía subir por una escalerilla de hierro. La cena estaba preparada en el interior de la magnífica cúpula. Desde ahí he tomado mis imágenes.
Mi mejor amigo está remodelando un antiguo apartamento que acaba de comprar en ese lugar fantástico, precisamente en el último piso, con acceso directo a la cúpula.



Está sostenida por columnas, decorada en su parte exterior por pequeños trozos de vidrios de colores que se mezclan con un entramado de rejas de hierro, maravillosamente forjadas. El conjunto es singular, y se distingue de la mayoría de los inmuebles que habitan los alrededores.



La sola excepción es el Palacio Boero, situado en la esquina de enfrente. Esta es la obra art déco del arquitecto Angel Vanoli.
A pocas cuadras, en la esquina de Mendoza y Sarmiento, se levanta el edificio de la Plataforma Lavarden
Son todos maravillosos.

Mis coordenadas:
Palacio Cabanellas
Esquina de Sarmiento y San Luis
Rosario, Argentina