23 de julio de 2011

Un sábado como tantos otros en Rosario, en Argentina

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Es sábado.
Un sábado como tantos otros en Rosario, en Argentina.

Todavía es invierno.
Sin embargo, el invierno es así en mi ciudad.

Hace frío por la mañana.
Pero a la tarde, el tiempo cambia.
No sé porqué. Tal vez, gracias al toque de alguna varita mágica.

La ciudad se despierta, revive, al calor del tibio sol de esa hora.

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Es la hora de los paseos.
De hacer algún deporte o actividad al aire libre. No importa cual. Lo que le quepa a cada uno: bicicleta, skate, caminatas...
Es también la hora de reunirse.

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Todos se dan cita... en la ciudad.
Es la hora de jugar...
De quedarse dormido al sol.
De tomar mates en compañía.

 Rosario, Argentina

 Rosario, Argentina

 Rosario, Argentina

De salir en familia o con amigos.
De admirar los edificios, los monumentos, las cúpulas.
De dar una vuelta por el centro.
De cantar y de explicar eso de los "obla-di… obla-da"


 Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Rosario, Argentina

Es hora de vestirse como a uno le dé la gana.
De encontrarse con los otros "rosarinos" orgullosos de su ciudad.

Rosario, Argentina

De Rosario, Argentina

De Rosario, Argentina

Así es un sábado cualquiera, uno de tantos en Rosario, en Argentina.