3 de diciembre de 2011

En Mendoza, en Argentina, panorama de "la gigante", de la montaña

 Una por día

Como viajera, amo la fotografía, la mejor manera de contar los viajes, de compartirlos, de guardar los mejores recuerdos.

Y como soy fotógrafa amateur, me encanta descubrir las enormes montañas de mi país, esos elementos admirables de la naturaleza, una de las siluetas que más se destacan dentro del cuadro de un paisaje.

Rodeadas y habitadas por la flora y fauna de cada región, ellas atraen las miradas porque cambian. Lejos de quedar inmóviles, ellas mutan todo el tiempo bajo el juego de la luz. 

Ellas no son las mismas por la mañana ni a la hora del atardecer.

Una por día, Mendoza, Argentina

Bellas, imponentes, majestuosas, ellas nos invitan a descubrirlas, a recorrerlas, a escalarlas ... y a fotografiarlas.

Hoy, esas montañas son las de Mendoza, en Argentina.

Mañana... mañana no lo sé. No lo he decidido todavía.

 Una por día Mendoza, Argentina

"Parcourir à loisir ses magnifiques formes;
Ramper sur le versant de ses genoux énormes,
Et parfois en été, quand les soleils malsains,



Lasse, la font s’étendre à travers la campagne,
Dormir nonchalamment à l’ombre de ses seins,
Comme un hameau paisible au pied d’une montagne"


La géante
Charles Baudelaire


Es así, tal y como lo dice Baudelaire, que habla del placer de recorrer sus magníficas formas, sus cuestas bajo el sol malsano, de dormir a la sombra de sus senos, y llegar a una aldea tranquila al pie de la gigante, de la montaña.

Mis coordenadas:
Penitentes et Villavicencio
Mendoza
Argentina