28 de junio de 2012

Cita en Seven Dials, West End, Londres





Qué buen descubrimiento que fue Seven Dials en el West End londinense!
Un distrito lleno de encanto, cuyo centro está claramente señalado por una especia de monumento, una pequeña pirámide, que me hizo recordó al Obelisco, pero mucho más bajo. Desde ese lugar salen calles, ejes en distintas direcciones del barrio.

Una estrella de siete puntas.
Un rond-point.
Una rotonda.
En realidad, un distrito a visitar.


Sevent Dials está ubicado muy cerca de Covent Garden. Sin embargo recomiendo no limitarse a ese famoso mercado, bullicioso y tan atractivo, y continuar el paseo hacia esta otra parte del barrio, uno de los más célebres de Londres.

Los locales bajo las antiguas arcadas de Covent Garden, el ambiente alegre, agradable del mercado, las performances al aire libre, todo es muy interesante, pero si seguimos y nos sumergimos en este entramado de pequeñas calles, de seguro no nos vamos a arrepentir.





En primer lugar, me encanta pasear por Neal Street donde reina una atmósfera relajada y "fashion". Tanto los negocios como los que por allí pasean tienen un toque original. Después, otro de mis lugares preferidos es Neal´s Yard, un pequeño pasaje teñido de colores, estrecho en su entrada y que se transforma en un espacio abierto y muy concurrido después. Suelo quedarme en ese lugar para tomar algo en alguno de sus bares, descubrir algún local "bio", o tomar un spa de manos, quien sabe.





Se dice que en otros tiempos este barrio era oscuro, poco frecuentado por los  visitantes. Hoy en día se ha transformado en un lugar "top", es evidente.

La oferta es bien variada. De un lado, el Cambridge Theatre para la comedia musical de “Matilda”, y del otro el café Nero, una estatua de Buda en la entrada de un pub, y alguno de esos huevos gigantes, decorados y coleccionados por la ciudad, ubicados por todos los rincones de Londres, el mes de febrero último.





El recorrido termina (o empieza?) en ese pequeña rotonda en el centro, el popular Seven Dials y en la columna, que se encontraba iluminada a aquella hora del día, en pleno invierno. 
Todo el mundo se detiene ahí, mira girando en redondo. Tal vez decide hacia donde seguir. O quedarse simplemente a ver o a ser mirado.
Punto de encuentro de visitantes y de locales. 
Punto de partida para muchos otros descubrimientos en la zona. 
Como en una cita con una de las ciudades más alucinantes del mundo.

Miré a derecha y a izquierda.
Poco tráfico.
Bastante gente.

Seven Dials, un lugar distinto, no es cierto ?

Mis coordenadas:
Seven Dials
Una de sus calles... Monmouth Street
West End - Covent Garden
Londres