27 de julio de 2012

"Boy with Frog" y el panorama de Venecia





Venecia tiene rincones extraordinarios. Vistas encantadoras, cada una bien valdría una postal.

Después del paseo por los muelles del Zattere, me encontré parada en la punta de la Dogana del Mare, donde está la antigua aduana portuaria de Venecia y el museo del arte contemporáneo. De un lado, el panorama del Palacio Ducal, del otro, la maravillosa iglesia de Santa Maria Maggiore

En ese lugar tan hermoso habían instalado una estatua singular. La de un niño sosteniendo en su mano una rana, la obra del artista Charles Ray.

La bella escultura, llamada "Boy with frog" está hecha de mármol blanco, muy blanco, puro y brillante.

La punta es en realidad la confluencia de tres de los grandes canales de Venecia, y aloja el museo del siglo XV que fuera refaccionado recientemente por el arquitecto japonés Tadao Ando.





La estatua del “Niño con una rana” es imponente; tiene una altura de 2,40 metros. Es una obra sencilla, pero en su misma simpleza transmite paz, bienestar y refleja la luz de una manera muy particular.



Transformada en uno de los nuevos iconos de la ciudad de los canales, ella está permanentemente vigilada, tanto de día como de noche. No se permite que nadie la toque. Como no está rodeada de rejas - sería difícil hacerlo en un lugar tan especial como éste - se la protege por medio de un vigilante.
Recuerdo ese día que el guardia estaba de pie al lado de la escultura, pero nadie lo notaba. No portaba uniforme, tenía el aspecto de un turista. A cada intento de los visitantes curiosos de aproximarse a tocarla decía "No señor!" en voz muy alta. Era entonces que la persona daba un paso atrás, sobresaltada. 

Reconozco que el método era efectivo... y divertido.

Mis coordenadas :
Boy with Frog
Dogana del Mare
Venecia