9 de septiembre de 2012

Un domingo como tantos otros pero en el Millenium Park @ Chicago





Pasar un domingo en Chicago implica visitar el Millenium Park, el parque del milenio, inaugurado en julio del 2004, Es uno de los jardines de los que tanto había oído hablar, uno de los parques más bellos y modernos de Chicago.

Ubicado en el distrito popularmente conocido como el Loop, el Parque del Milenio es un enorme jardín fresco, muy concurrido y accesible, a pasos del centro de la ciudad. De un lado, la Michigan Avenue y sus rascacielos, del otro el lago Michigan, inmenso como un mar, y en el centro, flores, jardines en medio de los senderos y pequeñas huertas, sí, huertas urbanas, así como muchas atracciones que hacen el placer de los visitantes.







Ahí aparece impactante la moderna estructura del centro cultural Pavilion Jay Pritzker y la de su puente peatonal ondulante, diseñados por Frank Ghehry, donde es posible encontrarse con los ensayos de la orquesta sinfónica de Chicago al aire libre durante el día, o con la presentación de la opera "Carmen", como bien pude disfrutar anoche, sábado.



Me encantó la escultura brillante en acero, el Cloud Gate de Anish Kapoor, tal vez la más visitada del parque. Sorprende encontrarse con esa especie de poroto gigante y luminoso, que enciende la alegría de todos los que por allí pasamos tratando de descubrir nuestro reflejo sobre la enorme superficie que parece un espejo.







Y les recomiendo detenerse también en la maravillosa Crown Fountain, la increíble fuente interactiva creada por el artista Jaume Pensa. La cascada en dos muros presenta las imágenes de los rostros de habitantes de Chicago, sus gestos y sus sonrisas vía Led display, mientras el agua cae mojando a los visitantes. Es un sitio donde todos ríen y bailan al compás de los chorros de agua.





Este es un domingo como tantos otros. O no tanto. Es un domingo en el Millenium Park, un hermoso espacio para descansar y divertirse sin alejarse nada del centro de Chicago.

Copyright©2013 “Viajes, lugares de la Argentina y del mundo” by Elisa Nievas