21 de noviembre de 2012

Fotos curiosas de miércoles: barrio histórico de Praga



La Place Staromestske, la vieja plaza de Praga en el corazón de la parte más antigua de la ciudad, un lugar tranquilo pero muy concurrido, un lugar donde pasa siempre algo divertido, donde es bueno detenerse a disfrutar de los músicos callejeros.


Aquí llegamos a la calle Parizska de Praga.
Ubicada en el centro del barrio histórico, la calle París lleva hacia el barrio judío. Es la avenida de moda, rodeada de boutiques elegantes y joyerías. 
So chic!


En uno de los patios que rodean al gran Castillo de Praga fue que descubrí una  obra singular: esta reja maravillosa hecha de hierro, rodeando un pozo. En lo alto se apreciaba una roseta y un león trabajados también en hierro.



La visita del castillo de Praga es imperdible. De todo lo que vi además del edificio imponente, me encantó la colección de las joyas de la corona checa. Nunca había visto tal conjunto de enormes piedras preciosas.



El antiguo barrio judío, la visita del cementerio y de las sinagogas, son de esas experiencias emocionantes que perduran en el recuerdo. En el camino encontré este cartel forjado en hierro, como una especia de hito que anunciaba la entrada al   distrito.


La plaza de la Ciudad Vieja tiene su mercado pintoresco. La degustación de la gastronomía checa en el lugar era un éxito. En esa ocasión, elegí una carne ahumada asada. Exquisita!




La visita a la torre del Ayuntamiento, la célebre Torre del Reloj Astronómico y la vista panorámica de Praga, son experiencias maravillosas.
Cuando se hace la ascensión por la vieja escalera de caracol, es necesario detenerse a recuperar el aire en los descansos antiguos y decorados por vitrales  magníficos.