24 de octubre de 2012

Mientras sueño en la Grand Central Terminal de Manhattan




En uno de mis últimos artículos les hablaba de mi nostalgia de los trenes.
En Argentina se suelen producir cambios inesperados, de esos con los que no podemos estar de acuerdo. Y, sin embargo, ocurren. Y encuentran apoyo en una buena parte de al población.
En Argentina se toman medidas que son difíciles de revertir..
Es entonces que el transporte en trenes se ha vuelto una rareza por estas latitudes. Y cuando ocurre, lleva horas llegar a destino, o pasa que la misma llegada... es incierta.
Argentina, país extenso, carece de vías férreas que comuniquen las regiones y sus ciudades y pueblos, en nombre del desarrollo? Cómo puede ocurrir esto?
Pues... ocurre!

Por todo ello es que siento una enorme nostalgia por aquellos trenes de mi infancia, que me llevaban a Buenos Aires o a Mar del Plata, de esas estaciones ruidosas, de los andenes concurridos, de ese trajinar de viajeros apurados.

Cierro los ojos y sueño con un gran país conectado por vías que lo recorran como venas y arterias, que lleven la carga de pasajeros y mercancías.
Sueño... sólo me permito soñar...

Entonces, cada vez que visito alguna ciudad del mundo, visito las estaciones de trenes.
Hoy visito Manhattan, y paso la Grand Central Terminal, esa estación magnífica, vecina del maravilloso Chrysler Building… y me permito, de nuevo, soñar.







Antes de entrar por la 42nd Street admiro el impresionante reloj. Las esculturas de dioses y diosas son una maravilla. Observo el conjunto donde Mercurio, Minerva y Hermes parecen darnos la bienvenida al hall… y sueño.









Luego entro y atravieso la gran estación.
La atmósfera del hall principal está llena de actividad y de energía.
El público colma cada pasillo, cada rincón de la estación.
Todos tienen ese aire de saber bien hacia dónde dirigirse… excepto yo.
Estoy parada delante de las antiguas boleterías, estudio los enormes carteles luminosos reflexionando.
En el centro, otro reloj soberbio. Este tiene cuatro caras y reina en el mostrador de información. Me parece o se está burlando de mi indecisión?. Pero yo hago como si no lo advirtiera… y sueño.






Subo después por la escalera central y quedo ahí, maravillada, como una especie de extraterrestre, alejada del mundo entero.
Dirijo mi mirada hacia la derecha, luego hacia la izquierda, y, al fin, hacia lo alto. Descubro los ventanales luminosos y el techo del gran hall central. Pequeñas estrellas lejanas brillan saludándome. Entonces... sueño.







Como estoy de visita en Manhattan y me quedo por un tiempo, no estoy verdaderamente interesada en comprar un boleto. En lugar de ello, me dispongo a pasear por el Hall Vanderbilt, a visitar sus boutiques, mientras observo las terrazas y los pequeños cafés para elegir en cuál detenerme a tomar algo. Luego me demoro en el mercado del subsuelo. 
Es tan divertido conocer los hábitos de los viajeros que esperan la llegada de su tren. Disponen de tiempo para tomar un café o comprar el diario antes de partir ? Están siempre apurados ? Disfrutan como yo de esa breve visita a la estación ? me pregunto. Y sigo soñando.

Retomo aquí las palabras de un querido amigo francés. 
Amo las estaciones porque amo los trenes, igual que él.
Encuentro tan fácil llegar al andén de esta Grand Central Terminal y cerrar mis ojos.
Escuchar llegar los vagones por los silbidos poderosos, y observar luego descender a los viajeros cansados.
Lo difícil es abandonar el andén después, mientras sigo soñando.

Mis coordenadas:
Grand Central Terminal Station
87 E 42nd Street
Manhattan
New York

22 de octubre de 2012

Sentir la historia de Praga en su Cementerio Judío










He aquí uno de los lugares que más me sorprendió durante mi corta visita a  Praga: el antiguo cementerio ubicado en el corazón del barrio judío de Praga, popularmente conocido como Josefov. Las lápidas desgastadas que se suceden como en desorden revelan la historia del lugar como ningún otro objeto. Las escrituras me eran indescifrables. Pero la convicción era que allí estaban  plasmadas las huellas del sufrido pueblo judío en la República Checa, una  comunidad muy importante y que ha padecido tanto.







La atmósfera del cementerio judío de Praga es muy emocionante. Esa suerte de confusión de miles de parcela y de lápidas se asemeja demasiado a un camino hacia aquellos ghettos de la Praga medieval, y que nos conduce al fin a las sinagogas más importantes del barrio : la más antigua, la Staronovà y la Española, cuyos edificios son imponentes y están muy bien conservados.









La mezcla de sepulturas tan antiguas y ruinosas llena de misterio y de encanto al cementerio judío. Caminábamos por esos senderos angostos en silencio, con gran respeto. Observábamos los textos sobre las piedras tratando de leer, de comprender. Uno imagina la historia de aquellas familias, muchas de las cuales fueron destruidas por las guerras, y tal vez se percibe el dolor, el miedo, y se inventan esos sueños que no pudieron alcanzarse.



Pueda ser que esta visita se transforme en dolorosa para muchos. Sin embargo, la considero imprescindible.

Mis coordenadas :
Cementerio Judío
Široká 23/3,
110 00 Praha-Josefov
Praga República Checa

19 de octubre de 2012

Les cuento mi "fin de semana zen" en Villa Las Rosas, en Traslasierra, en Argentina

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Hace un par de semanas estuve de paseo en el Valle Traslasierra, en Córdoba, al pie de la montaña, en un pueblito conocido como Las Chacras Norte, en Villa Las Rosas
El lugar se encuentra cerca de centros turísticos más conocidos como Mina Clavero o Merlo, y está sumergido en una especie de microclima, que hace agradable tanto el verano como el invierno. 
En ese lugar maravilloso, otro de los tantos que tiene Argentina, fue que pasé un "fin de semana zen", unos días inolvidables, que vengo a compartir con ustedes mis amigos.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Les acerco más datos: Villa de Las Rosas es una pequeña localidad de montaña. Se la conoce como Portal del Champaquí, el cerro que con sus más de 2.700m, es famoso como lugar de senderismo de Argentina
Para los que no se animan a la escalada, como es mi caso, se puede prever la estadía en algún lugar tranquilo, rodeados por el paisaje serrano, para encarar todo tipo de circuitos bordeando los cursos de agua, caminatas, paseos en bicicleta o a caballo.
Por mi parte, disfruté de levantarme temprano y ver el amanecer. La experiencia de observar los tibios rayos del sol colándose lentamente entre los picos es muy recomendable.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


En estas serranías fue que estuve disfrutando de un fin de semana singular. 
Una invitación que no podía rechazar me llevó hasta Córdoba a estar en contacto con la naturaleza, a practicar el yoga, ensayar mis primeros pasos en la meditación, incorporar hábitos de alimentación algo más sanos y disfrutar de la naturaleza.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Supe así que mi cuerpo y mi mente necesitaban de ese descanso. 
De inmediato me acomodé a las nuevas condiciones tranquilas de mi estadía. Confieso que me sorprendí al alejarme naturalmente de la fluida conexión wi-fi y de las dificultades de la de mi Blackberry. 
Disfruté de caminar, de respirar aire tan puro, del sol sorprendentemente tibio para un mes de setiembre.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Con el pequeño grupo con el que compartía mi estancia y las actividades bajamos a conocer los parajes de las Chacras y Los Molles
Me maravillé con la Feria de Artesanos y de Alimentos de la Plaza San Martín
Noté que había ahí mucha gente que se había decidido a abandonar la ciudad para vivir una vida distinta. Atrapados por el encanto de Villa de Las Rosas, ahora compartían con los visitantes stands con una enorme variedad de productos de la región. La oferta gastronómica tenía un denominador común: el uso de productos orgánicos sanos, frescos y naturales.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Caminando por la plaza y por los pasillos de la feria descubrí las bondades de las piedras, el aroma de jabones, cremas y aceites elaborados con productos naturales, la suavidad de lanas, vellones y demás prendas confeccionadas a mano, objetos curiosos y antiguos de todo tipo y la simpatía de las marionetas.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

En esos días que resultaron un paréntesis fui completando mejor el sentido que ya tenían las palabras color, armonía, equilibrio, descanso, cordialidad y paisaje. Viví la singular experiencia de hacer yoga al amanecer, antes de desayunar, de recibir reiki, escuchar sonidos sagrados y relajarme. Nunca había disfrutado de la armonía de esos sones, la de cantos y mantras. Vivo en una ciudad, trabajo, voy de un lugar a otro contra-reloj, apurada. 
Y hoy me pregunto: para qué?

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Me di el gusto de subir la montaña, el sol en alto, y llegar a orillas del arroyo con el corazón latiendo aceleradamente. Luego de quitarme los borcegos, me deslicé por el agua helada, tentando las piedras resbaladizas, eligiendo una para sentarme. Después de que mis pies se aclimataron escuché a mis compañeros de estadía cantar. Un verdadero placer para una chica de ciudad.

Cada una de esas jornadas maravillosas en la montaña participé del círculo en el que se saludaba a los cuatro elementos de la naturaleza y de las caminatas en las que se nos enseñaba a ser conscientes de nuestra respiración. La noche de luna llena fue mágica, ya que por primera vez participé de una meditación al aire libre, la meditación del anillo tántrico. Escuché la música de cuencos e instrumentos nativos, sentí la fuerza de sus vibraciones a la luz de esa luna de setiembre. Fue una experiencia conmovedora e inolvidable.

Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Villa Las Rosas, Traslasierra, Argentina, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel



Como bien me dijeron: en este retiro de primavera, en este espacio tiempo en la montaña, logré revitalizarme, cargarme de energía y conectarme con mi esencia, esa que a veces dejamos de sentir en las grandes ciudades.

Un fin de semana zen en mi país, en el Valle de Traslasierra, en Córdoba, se los recomiendo.

Mis coordenadas:
Villa Las Rosas
Valle de Traslasierra
Córdoba, Argentina

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails