26 de febrero de 2013

Como pequeños milagros bajo la cúpula de San Pedro


El sólo hecho de ver la cúpula de San Pedro en el Vaticano, Roma, vale la pena la visita de la imponente basílica. El domo, la obra de Michelangelo, tiene 131 metros de altura y sin embargo  sus  proporciones son armoniosas, bellas.... magníficas. No he visto una cúpula como ésta. 

Pero lo que más me gusta está en el interior. Luego de sobreponerme a esa mezcla de emoción, respeto y admiración que se impone en la basílica, camino hacia el baldaquino y levanto la vista hasta percibir los delicados rayos de luz que pasan por entre las pequeñas ventanas en lo alto. Esto produce un efecto  completamente mágico, que nos acerca de algún modo al significado del lugar. Nos llega directo al alma. 
El espectáculo es incomparable.
Estuve muchas veces, y esta visión siempre me ha parecido un pequeño milagro

Mis coordenadas:
Cúpula de San Pedro
Vaticano
Roma, Italia

1 comentario:

  1. Des photos qui donnent le vertige... Et quel bel éblouissement !
    Gros bisous

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails