1 de marzo de 2013

Basílica de San Marco, la perla de Venecia, la perla de Italia





Venecia, la perla de Italia
Venecia y sus rincones extraordinarios. 
Venecia y sus lugares mágicos, emblemáticos, siempre visitados y re-visitados por medio de la lectura, en los films… y en nuestros sueños. 
Venecia tiene entre ellos a la sublime Basílica de San Marco. La ciudad atravesada por canales está  habitada por un conjunto incomparable de capillas e iglesias. 
Sin embargo San Marco es la estrella indiscutible.



Ubicada en el corazón de Venecia, a solo algunos metros del Palacio Ducal y sobre la mítica Piazza San Marco, la basílica se ha transformado en el principal edificio religioso de la antigua ciudad, un lugar de peregrinaje, o que invita a, simplemente, maravillarse.
Una vez que se llega a Venecia, notamos que la basílica es tal vez la razón principal por la que elegimos este destino de Europa. La misma por la que dejamos atrás esa sensación de cansancio por el jet-lag del vuelo, nuestras valijas y nuestro hotel, y caminamos atravesando callejuelas ondulantes.
La visita de esa iglesia monumental es uno de los paseos imperdibles, el panorama de la piazza es  imposible de abarcar con una sola mirada.






Durante la visita nos explican la historia de sus tantas reformas. El resultado es soberbio. 
La Basílica de San Marco mantiene sus aires bizantinos. Sin embargo elevamos la vista y descubrimos que sus cinco cúpulas refinadas tienen una evidente inspiración en las obras del Renacimiento. La bóveda mayor remata en una roseta de bolas doradas. 
Del otro lado, el Campanile reina en el panorama de la piazza
Cuando entramos, luego de esperar en la larga fila que permanentemente ocupa la entrada, imposible no sucumbir ante el encanto de la magnífica decoración del interior. El mármol brilla tanto en los pisos como sobre los muros. Todo es bello, bello, bello.









A pesar de la atmósfera ruidosa, hice el recorrido en silencio. 
No soy una experta en arte o en arquitectura, pero me impresionaron las dimensiones de las capillas, y sobre todo, la del domo. A su vez, el fresco que aparece pintado en él es maravilloso. 
Además, el despliegue de altares, de detalles en las pinturas, de estatuas y de corredores hacía difícil la marcha. Era menester detenerse para apreciar tamaña belleza.





El camino tiene una especie de recorrido que es necesario seguir para permitir que fluya el público. Sin embargo todos queríamos detenernos unos instantes más delante de las imágenes de los muros...
O perdernos deliberadamente por los corredores...



También experimenté la necesidad de sentarme en las viejas sillas para respirar ese perfume a antigüedad que embriagaba los sentidos. Y cerrar los ojos para viajar a otra época.
Y a rezar, por supuesto, a rezar.

La visita de la Basílica de San Marco en Venecia, un instante que he puesto entre paréntesis, que he guardado entre mis mejores y más queridos recuerdos de viaje.

Mis coordenadas:
Basilica di San Marco
San Marco 328
Venezia
Italia

3 comentarios:

  1. I've been to Venice! It's so beautiful. Remarkable photos.

    ResponderEliminar
  2. It is absolutely fantastic! Thank you for visiting My Manila. Have a great week ahead!

    ResponderEliminar
  3. Your photos make me want to visit Venice to see this magnificent architecture for myself. :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails