12 de abril de 2013

Se dice encanto, se dice Chelsea en Manhattan







Chelsea es chic y vibrante. Chelsea es un distrito novedoso, habitado por el arte y la tendencia. 
Chelsea, entre Broadway y el Hudson River, es un barrio moderno que conserva  sin embargo esa atmósfera de distrito industrial y renovado. Las residencias de ladrillos rojos, la proximidad de los docks, todo es tan atractivo. 
Cada rincón tiene esa suerte de actitud naturalmente cool. En lo que se refiere a  creación artística omnipresente, Chelsea parce haber verdaderamente sobrepasado  al Soho. El gran despliegue de museos modernos, de galerías de arte, de discotecas y  de eventos nocturnos, dan prueba de ello.





Reinan en el distrito el famoso Chelsea Market, una parte de la promenade de High Line, unos pocos hoteles de diseño y los Chelsea Piers para aquellos aman el deporte. 
El bonito mercado, ubicado en una vieja fábrica del barrio, tiene un aire alegre que mezcla los productos de distintas regiones con el perfume de las flores y los aromas de los restaurants gourmet. 
El largo camino elevado es fresco, vital y animado. Cuesta creer que se está en medio de una urbe. Cada lugar de el distrito instala de cierta manera a la Gran  Manzana en el nuevo siglo.






Me gusta observar cada detalle de la arquitectura, y la gente pasar, por supuesto. 
Uno de los lugares que más me llama la atención es el Joyce Theater, situado sobre la 8th Avenue, casi en el límite con el Greenwich Village. Además, suelo detenerme a   apreciar las fachadas de las casas alejadas de las avenidas, sus escalinatas a la entrada, las macetas llenas de flores y el paisaje peculiar de las bicicletas de los vecinos ubicadas en las veredas, listas para acompañar en los paseos. 
Parece buena la vida en un barrio como éste, en una gran ciudad como lo es Nueva York.






Chelsea parece esta a la altura de su prestigio: es tranquilo en las terrazas de los cafés, es bohemio en los depósitos transformados en boutiques, es novedoso en sus museos, de noche es alegre en sus discotecas. 
La gente que pasa es en su mayor parte la misma que habita el barrio. Por el momento, se ven pocos turistas, aún los fines de semana. Creo que es un poco de la verdadera vida del neoyorkino, lo cotidiano en estado puro.






En la búsqueda del sol y de una pizca la vida tranquila en la ciudad agitada, me encanta dar una vuelta por Chelsea y pasear después por el Hudson River Park
En fin, les recomiendo hacer este recorrido. Es uno de los que considero imperdibles en New York.



Mis coordenadas:
Chelsea District
7th y 12th Avenues
14th et 30th Street
Manhattan
New York

Copyright©2013 “Viajes, lugares de la Argentina y del mundo” by Elisa Nievas