3 de mayo de 2013

El otoño, el color de los ríos, de Praga y del Moldava



Los ríos del mundo son célebres por su longitud… y por su color. 
Vivo en Rosario, en Argentina, una hermosa ciudad portuaria, emplazada a orillas del Paraná. Hay muchas canciones que hablan de ese río poderoso cuyas aguas son a menudo turbulentas. Se lo suele llamar río marrón, precisamente por su color. 
Además, asociando el color de sus aguas, se habla del color del "Danubio Azul" mucho más lejos, en Viena. Este río también es encantador. 
Y tenemos también al "Moldava Esmeralda" que atraviesa Praga.




Cuando viajo, amo descubrir ese tipo de detalles.
Trato de comprobar si la leyenda es realidad. Me encanta. Así visite alguna ciudad de mi país, en Argentina, como me pasó en la Patagonia, con el río Correntoso.
O cuando tengo la posibilidad de viajar por Europa
El color del Moldava, el hermoso río que divide a Praga, merece mi admiración. Praga tiene sus dos distritos, uno de ellos se desarrolla en lo alto de la colina, del lado del Castillo, el Mala Strana, y sobre la otra orilla, del lado de la Ciudad Antigua, el Staré Město. El viejo Puente de Carlos une a los dos distritos en el centro de la ciudad.
Entonces, el color verde esmeralda del Moldava es un bello descubrimiento desde esos puntos de vista. Manso, brillante, sedoso.




El panorama de Praga es tan hermoso en otoño
Comienza a refrescar, y sin embargo es maravilloso pasear por la ciudad y visitar los monumentos majestuosos de un lado y del otro de ese río que nos devuelve, constante, sus reflejos color verde brillante. Y algo que amo particularmente es toda esa atmósfera que flota a nuestro alrededor, esos aires de Edad Media
La pequeña Isla de Kampa es una especie de joya dentro de otra joya. Revestida de  colores oro y ocre en esa estación del año tan especial, su contraste con el verde  esmeralda de las aguas del Moldava nos devuelve un paisaje todavía más maravilloso.


Uno viaja y se cree pintor. 
Uno pinta el panorama de las ciudades y uno se sirve de la paleta inagotable de la  naturaleza. 
Uno resalta los colores de los ríos y de los arroyos. 
Uno imagina un cuadro de Praga en el que reina ese castillo en lo alto de la colina y  a sus pies se extiendo la ciudad antigua, pero soberbia.



Ahí estoy yo, con mi cámara, como un pintor.
Y el resultado me parece… perfecto!
Así de simple...

Mis coordenadas:
Praha, Praga
Río Moldava
Isla de Kampa
República Checa

Copyright©2013 “Viajes, lugares de la Argentina y del mundo” by Elisa Nievas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails