20 de mayo de 2013

Pequeñas aventuras en Sarlat-La-Canéda




Sarlat es un lugar diferente. 
En efecto, cada pequeña ciudad del interior de Francia que he visitado tiene su historia, su atmósfera característica, su encanto tan particular. Me atrevo a decir que si veo el paisaje en un film o en una revista de turismo, lo reconocería casi sin dudarlo. 
Sarlat-La Canéda, en el bonito valle de la Dordogne, en el Périgod Noir, no escapa a estas  consideraciones que acabo de hacer. Es la idea que me llevo de esta larga estadía en Francia. Ojalá tenga la ocasión de comprobar mis teorías aventureras.
He descubierto lugares, me han maravillado a un mismo tiempo.




Sarlat-La-Canéda, es una ciudad moderna, pero en su casco histórico parece un poblado detenido en la Edad Media, un lugar de una enorme riqueza arquitectural, lleno de callejuelas, de edificios remarcables, monumentos históricos y de comercios agradables y tentadores. 
La famosa trufa negra, el foie gras y los vinos son las grandes atracciones para nuestros ojos y paladares. En el caso de la trufa, recorrí muchos comercios recabando información antes de comprar. Este negocio no es uno que se tome a la ligera. Y la preparación de un plato que incluya este hongo tan especial y costoso, tampoco
Sarlat merece también con creces el título de una de las ciudades más bellas de Europa.





El hallazgo de Sarlat-La-Canéda, la admirable arquitectura, la colección de ocas a la vuelta de cada esquina, y, por supuesto, mis aventuras gourmandes, serán uno de mis mejores recuerdos del  Périgod. Volveré pronto con más detalles. 

Mis coordenadas:
Sarlat-La-Canéda 
Le Perigod
Francia

Copyright©2013 “Viajes, lugares de la Argentina y del mundo” by Elisa Nievas