25 de septiembre de 2013

Reencuentro con Ginger and Fred en la Casa Danzante de Praga




Mi corazón viajero pasó este verano por la Casa Danzante de Praga por el placer de observar ese edificio extraño con sus propios ojos. 
Pasa que esas primeras imágenes, las de la pareja de Ginger y Fred, cuando yo los vi "bailar" al aire libre, ya las había visto. 
Sin embargo, mi pequeño corazón viajero se preguntaba: que tipo de danza harían esos grandes edificios en las calles de Praga?
Difícil de imaginarlo.



La Casa Danzante, la Tančící dům se parece bastante a una pareja de bailarines hollywoodenses. 
Ubicado en el corazón de la ciudad, sobre la orilla derecha del Moldava, ese inmueble insólito mezcla dos épocas y estilos completamente diferentes. 
Obra de los arquitectos checo-croata Vlado Milunic y del americano-canadiense al que admiro tanto, Frank Gehry, la Casa Danzante sobresale en medio de una cantidad de monumentos históricos de Praga.



Mi pequeño corazón viajero pudo percibir ese movimiento sutil de las figuras, hizo un ejercicio de imaginación y encontró en ese edificio de oficinas las siluetas estilizadas de los míticos bailarines. 
Se dejó llevar aún más lejos y hasta escuchó los sones de la orquesta. 
El sol de verano en Praga es prodigioso.
Logra este tipo de sortilegios.
Sólo hace falta dejarse acompañar por la magia del arte en la arquitectura. 
La Casa Danzante de Praga, uno de esos lugares que considero imperdibles. 

Mis coordenadas: 
Tančící dům
Casa Danzante
Rašínovo nábřeží 80
120 00 Praha 
2, Praga


Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mundo” by Elisa Nievas

1 comentario:

  1. Muy bello Eli, sin dudas una rareza en medio de tanto edificio antiguo...muy lúdico y bello.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails