26 de septiembre de 2013

Kitesurfing por la mañana o por la tarde en Playa Brava


Punta del Este, en Uruguay, una ciudad marina tan hermosa de un lado como del otro de la famosa península. 
En playa Mansa, olas suaves y mar tranquilo. 
Del lado de playa Brava, el tema se complica: las olas cobran ímpetu, el mar se agita, por lo que el terreno se vuelve propicio para la práctica de deportes náuticos extremos, y por eso mismo, más divertidos.


Punta del Este
Aquéllos que siguen mi blog la conocen bien. Es algo así como mi lugar-en-el-mundo, después de Rosario, por supuesto.
Playa Mansa... Playa Brava...
Me gusta llegarme por el simple placer de observar a los jóvenes que practican surf, que desafían las olas sin cansarse.
El hecho de observar ese ir y venir buscando la mejor ola o la dirección del viento más apropiada para lanzarse a la aventura, es muy entretenido.


También me gusta mucho ver kitesurfing
Por qué? 
Tal vez porque, como el surf, se parece mucho a la libertad. Cuando el viento sopla, la playa y el mar se llenan de velas de mil colores y de movimientos acompasados. 
Me parece que los kitesurfers tienen siempre éxito, aún cuando llueve.
Siempre logran que el viento los lleve a destino.



A la tarde, suelo acompañarlos con mi mirada curiosa y maravillada.
Desde que arrancan con los preparativos, hasta que se elevan y alejan.
Mi cámara también los acompaña. 
Siempre. 

Mis coordenadas:
Punta del Este 
Playa Mansa 
Uruguay

Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mondo” by Elisa Nievas