27 de octubre de 2013

Paseo de esculturas en los alrededores de Port Vell, Barcelona



Un paseo entre esculturas no es un paseo común y corriente. 
Todo lo contrario. 
Port Vell, el puerto de Barcelona y sus alrededores, la villa olímpica, son ricos en esculturas sorprendentes.  
Una de mis preferidas es la de las enormes olas de acero brillantes. Ubicadas a algunos metros de los muelles, las "Onades" de Andreu Alfaro, atraen la atención de los paseantes. Hay tubos circulares de acero, formas estilizadas, olas gigantes que parecen salir del Mediterráneo y arrojarse sobre las modernas plataformas de Port Vell. Vaya si cambian el paisaje de la costa de Barcelona.


La estatua de Cristóbal Colón, orgullosa, el moderno World Trade Center, el cielo y el mar se destacan a través de esos siete arcos gigantescos.



Pero hay otras esculturas al aire libre en el distrito del puerto. 
De pronto aparece "La Cara de Barcelona", la escultura sonriente de Roy Lichtenstein, el rostro simpático que imagina para la ciudad, ubicado en medio de la promenade de Moll de la Fusta, en ocasión de los Juegos Olímpicos de 1992

Muy cerca de la villa olímpica descubrí la silueta de un deportista vestido de colores, en medio de un boulevard, así como si nada. Es "Marc", la obra de Robert Limós, sobre la Plaza de los Voluntarios.



Algo más lejos se cruza un puente rojo y aparece un cangrejo gigante, simpático y sonriente.
A estas alturas, me convencí que la simpatía era una constante en estas estatuas callejeras.


Esculturas maravillosas en el puerto, las hay por todas partes, hasta en el agua. 
Esas esculturas urbanas, modernas, alegres de Barcelona, que me encantaron. 

Mis coordenadas: 
Port Vell 
Barcelona


2 comentarios:

  1. me encanta Barcelona
    gracias por compartir estas fotos y revivir mis recuerdos
    abrazos viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ale!
      Barcelona es efectivamente una ciudad maravillosa!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails