19 de marzo de 2017

Guía para visitar Estambul. 14 cosas que deberías hacer

bEstambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes, Santa Sofía
Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes
Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

Estambul es una ciudad apasionante. Había dejado atrás a Israel y a sus maravillas, y me encontré con una ciudad increíble. Moderna y clásica a la vez, llena de placeres para los que más exigen de la gastronomía o del arte contemporáneo. Habitada por templos, galerías de arte y mercados exóticos Estambul sorprende tanto por ese horizonte de minaretes como por el eco de las plegarias a la hora de la oración. Caminé sus calles a veces empinadas y descubrí gente alegre transitando sus galerías vanguardistas y tiendas de diseño. Ni hablar de sus restaurants tentadores donde aprendí a deleitarme con una cocina que conocía sólo de oídas.
Después de una semana en la que me sumergí en ese estilo de vida, reconozco que me enamoré de Estambul. Vibrante, colorida detenta el hecho insólito de estar emplazada sobre dos continentes. La antigua Constantinopla es una ciudad cosmopolita que se extiende por kilómetros. Esto se aprecia bien desde la ventanilla del avión en el que nos acercamos.
Dicho lo dicho, aquí les dejo mi pequeña lista.
La de mis 14 cosas a hacer sí o sí en Estambul.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

1- Perderse en el Kapaliçarsi, el famoso Gand Bazaar
El Grand Bazaar es uno de esos lugares que considero imperdibles a la hora de organizar tu estadía en Estambul.
Esa visita pertenece ya a la tradición de los viajeros. El placer de perderse en los pasillos coloridos, de observar, sentir y probar ese conjunto de productos es incomparable. Dejarse llevar por el aroma de las especias es lo más aconsejable. Seguro tendrán preguntas para hacer y ofertas que considerar de parte de los comerciantes, pero, recuerden: la regla número uno es el regateo. No me sale, no es lo mío, pero se compra así.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

2- Hacer un pequeño viaje al interior de Aya Sofía
En la antigüedad, Santa Sofía era una basílica consagrada al culto católico. Ahora el magnífico edificio aloja un museo maravilloso.
Durante mi visita tanto la edificación como la cúpula estaban sometidos a trabajos de remodelación. De todas maneras, a pesar de los andamios, pude apreciar bien la belleza de sus mosaicos interiores, el altar en el ángulo preciso para mirar hacia la Meca, las columnas y los frisos. Una obre de arte por donde se la mire.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

3- Pasear por la ralle Istiklal
La Istiklal Caddesi es en efecto la Avenida de la Independencia. Parece que, en Estambul, todo pasa precisamente por ahí. Ubicada en lo alto de la ciudad, esta vía es una de las que más se frecuentan, sobre todo por la noche y los fines de la semana.
Qué podemos encontrar? Grandes tiendas, boutiques, artistas callejeros, cafés y restaurants. A menudo tenemos que hacer un lugar para dejar pasar el tranvía. La gente que va, viene o se instala, sigue paseando por allí hasta altas horas de la noche. Parece que la avenida Istiklal no duerme jamás.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

4- Navegar el Bósforo
La navegación por el Bósforo es como el vistazo perfecto de una ciudad tan extendida. La antigua Constantinopla, hoy en día instalada entre dos continentes, merece ser apreciada así, tanto de día como de noche.
El crucero parte desde los muelles ubicados frente al mercado de especias. El paseo permite descubrir el paisaje del célebre Cuerno de Oro, el de las orillas asentadas en Asia y en Europa, los distritos, los edificios y casas elegantes y los puentes que los comunican.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

5- Visitar el Palacio Dolmabahçe y su Harem
Esta palacio y sus jardines son exquisitos. El solo hecho de observar la escalinata de cristal - sí, leyeron bien, de cristal - que nos recibe a la entrada, de recorrer el harem del sultán y de llegar al centro del gran salón de recepciones al final de la visita, vale largamente la pena.
La cúpula del hall se parece a la San Pedro en Roma.
No pude tomar fotos del interior porque están prohibidas. Una pena.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

6- Admirar de cerca la Torre Gálata 
Con sus casi 70 metros de altura y provista de 140 escalones para alcanzar la cima, esta torre muy antigua y respetable es la reina del distrito.
Visible desde muchos lugares de la ciudad de Estambul, la torre Gálata habita un barrio sobre-elevado y muy animado. Dicen que su periferia está muy de moda. Ahí puedes encontrar cafés, boutiques, restaurants, arte callejero y tiendas de souvenirs. Es de lo más agradable.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

7- Dar un paseo por el Parque Gülhane
Este parque es en realidad el jardín del Palacio Topkapi.
Abierto al público, sembrado de preciosas flores y rodeado por los elegantes edificios del palacio y sus murallas, tiene el atractivo adicional de la vista imponente sobre el estrecho.
Recorrerlo es absolutamente imperdible.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

8- Apreciar los aromas del Misir Çarsisi, el Bazar de las Especias
Conocido también como mercado egipcio, el bazar de las especias debe su notoriedad a la gran variedad de especias y condimentos que se encuentran en sus stands. Caminé por sus pasillos guiada por los perfumes y aromas más exóticos. Encontré todos los aderezos, té y café, frutos secos y pastelería. Cada uno aportaba su fragancia particular. Y eran una tentación para los sentidos.
Además, en el mercado se puede comprar los productos que se utilizan en la famosa cocina turca. Y también variedad de vajilla llena de colores.
Me encantó. Y a esta altura, ya dominaba el arte de regatear.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

9- Visitar Sultanahmet Camii, la Mezquita Azul
Esta mezquita es una de las más importantes del mundo. Imponente, es tan bella tanto por dentro como por fuera. El templo debe su nombre a los mosaicos que tapizan el interior.
La visita es emocionante. Es imprescindible dejar el calzado afuera, cubrir el cabello con un foulard, cumpliendo con los preceptos de respeto en el interior. Después es posible recorrer cada uno de sus rincones, apreciar cada detalle de la decoración exquisita.
Es un mezquita maravillosa.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

10- Hacer un alto en la Plaza Taksim
Ubicada en la Estambul europea, la Taksim Meydani es como el epicentro de la ciudad moderna. Es un lugar amplio y muy concurrido. El ir y venir de gente es permanente. Mi hotel se ubicaba muy cerca de allí por lo que pude recorrerla tanto de día como de noche.
A la hora de la cena la atravesaba rumbo a la avenida Istiklal. Siempre encontré un ambiente distendido. Había gente de todas las edades, pero la mayoría eran jóvenes, músicos callejeros y vendedores ambulantes. Todos parecían darse cita en ese lugar lleno de energía.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

12- Descubrir la Cisterna Basílica
Suerte de palacio subterráneo, fue todo un descubrimiento.
La Cisterna Basílique era, en la antigüedad, la reserva de agua de Constantinople. Sin embargo, el lugar es insólito. Parece un palacio. Sus columnatas, los corredores, la luz tenue, las estatuas, todo produce un efecto casi mágico.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

13- Encontrar el brillo de los diamantes en el interior del Palacio Topkapi
El Palacio Topkapi, la residencia del sultán y sus jardines, forman un conjunto lujoso. No obstante, aprecié mucho la galería de las armas, cuyas dagas, largas espadas y lanzas eran algo curioso. No es habitual verlas expuestas en un museo. Las más grandes eran armas, en mi opinión, muy difíciles de cargar.
Después, la sala sombría donde la única luz provenía de un diamante delicado de 86 quilates, es algo para ver, convengamos.
Es una pena que las fotos estén prohibidas.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

14- Degustar el café "a la turca" 
En Turquía, la degustación del café, el uso para ellos de las pequeñas tazas delicadas en sus platos, todo forma parte de una especie de ritual. La tradición se mantiene tal cual, tanto en los cafés como en los hoteles. Después, hay quienes se hacen leer el porvenir por medio de la borra. Hacerlo queda a criterio de cada uno. Yo, paso. 
Recuerdo que probé mi primer café en el avión. Estaba buenísimo.

Estambul, Turquía, les van a encantar. 
Tanto como a mi.

Estambul, Turquía, Elisa N, blog de viajes

Viaje 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails