5 de abril de 2017

Paris y la promenade a lo largo del Canal Saint-Martin



París esconde siempre sorpresas a los viajeros. Me ha pasado de visitarla varias veces y descubrir lugares nuevos. Hoy les cuento sobre el Canal Saint-Martin, el canal que comunica el Sena con la bassin de la Villette rodeado de un barrio agradable y muy concurrido. 
El canal tiene una historia de esclusas, de aguas que corren tranquilamente, de gente que encuentra un lugar para organizar un pic-nic o almorzar al sol.



Con casi 5 kilómetros de largo, el antiguo canal es el recorrido favorito para los que caminan pero también para los ciclistas, parisinos o extranjeros, que prefieren visitar lugares menos conocidos, fuera de los circuitos más populares. 
No se por qué, pero siempre he sentido curiosidad por los sistemas de nivelación a través de esclusas, y de puentes giratorios que facilitan la navegación. Este tipo de construcciones no son comunes aquí, en Argentine. Los ríos son mucho más anchos y poderosos. Su caudal es enorme.


Este canal parece ser un lugar de encuentro muy popular. La atmósfera es agradable y muy pintoresca. 
A menudo hay pequeños puentes bonitos que atraviesan el canal. Aquél día hasta había un set de filmación instalado sobre una de las pasarelas. 
Barcos de crucero pasaban de a ratos, pero son menos numerosos que los que se encuentran a lo largo del Sena. Todo el mundo disfrutaba del mediodía y del paseo por el Canal Saint-Martin.


El Canal Saint-Martin es un lugar único. Su barrio era otrora un distrito industrial. Hoy, los alrededores tienen aires simples pero encantadores.
A lo largo del antiguo canal aparecen almacenes transformados en tiendas, bares y restaurants. Fue un placer el pasear a pie por las calles próximas, empedradas e irregulares, saboreando el ambiente relajado.


Como es habitual, seguí el consejo de otros viajeros. 
Primero visité la laguna de la Villette y luego dí un paseo por el Point Éphémère para comenzar a descubrir las proximidades del antiguo Canal Saint-Martin. Me detuve delante de algunas hermosas piezas de arte callejero en los alrededores de los viejos edificios.




La caminata continuó en el muelle, el Quai de Valmy hasta llegar al Jardín Villemin. Ese pequeño arco se parece mucho a otros jardines de los que les he hablado en este blog, un lugar donde las familias se instalan sobre el césped disfrutando del espacio verde a pesar de que el cielo amenazaba con caerse. Hacía calor y todos se habían dado cita en el lugar más lindo del barrio a orillas del canal.
Al final, caminé por las callejuelas, observando las vidrieras de esas boutiques vintage que abundan en el quartier (algunas son maravillosas) y terminé el paseo en la terraza de un café del otro lado del canal.


Recuerdo que ese verano que pasé en París fue muy lindo. La promenade a lo largo del Canal Saint-Martin, las vistas desde las pasarelas, el almuerzo sobre la hierba en el Jardín Villemin, como una parisina más, todo es un gran recuerdo que guardo de esa última estadía en París.


Les aconsejo dar una vuelta por el puerto del Arsenal, cerca de la Bastilla. La laguna une el canal con el Sena. Se trata de otro paseo parisino muy recomendable. 

Mis coordenadas:
Canal Saint-Martin
75010 París, Francia

Copyright©2017 “Blog de Elisa N, viajes, fotos y lifestyle” by Elisa Nievas


2 comentarios:

  1. Es un agradable paseo ! Tengo la suerte de caminar en este barrio.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails